Ciudad de Luxemburgo

Verdaderamente un gran sitio Luxemburgo. Lo sopeso siempre como lugar para vivir en un futuro. Con una gran calidad de vida, orden, limpieza y bonito. Mientras estaba allí pensaba “este es el lugar donde me gustaría que creciesen mis hijos“. Perspectivas de futuro a parte, la primera vez que estuve en esta ciudad fue a que decidimos una breve parada por Luxemburgo antes de dar por finalizado nuestro viaje por europa, gracias a una recomendación de JP. La segunda, estaba sacando “de paseo” a mis compañeros de piso y se me ocurrió que para un colombiano no podía haber nada más exótico que este pequeño condado.

Luxemburgo es una ciudad ubicada en un lugar único, en la confluencia de los ríos Pétrusse y Alzette (o más bien se tendría que decir sobre ya que está entre las gargantas de los dos ríos, por lo que la visita a la ciudad requiere de cierta soltura subiendo y bajando escaleras)

Lo que la hace realmente tan pintoresca son las casamatas, que por cierto las construyeron los españoles. La ciudad se yergue sobre unas paredes de piedra claramente defensivas (ya que ésta empezó siendo una fortificación) desde donde las que se podía disparar por agujeros a modo de las casamatas de madera de los castillos medievales. De esta forma queda dividida en parte alta, sobre el acantilado, y parte baja, al pie del río.

Lo primero que hicimos después de aparcar las furgonetas (muy fácil la circulación por la ciudad, porque está todo super bien indicado) fue recorrer por la parte superior las casamatas alrededor de la ciudad para disfrutar del atractivo principal de la ciudad: las panorámicas vistas de la parte baja de la ciudad con sus aires medievales. Las pequeñas casas, con sus tejados de teja negra de donde salen las pequeñas ventanitas de las buhardillas como si de ojos se tratasen. Todo dispuesto desordenadamente sobre callejuelas adoquinadas a los pies del Gran Palacio del Ducado, inmerso en un paisaje de montes verdes.

Era un domingo y la ciudad estaba completamente desierta, pudimos visitar el centro con mucha calma. Esta parte alta es muy muy muy europea. Si alguna vez te imaginaste algo europeo eso es la ciudad de Luxemburgo, con sus amplias plazas de mercados, palacios burgueses y casas de color claro estilo neoclásico, todo ello organizado en calles más o menos paralelas y relativamente amplias.

Hay dos plazas principales: la Place d’armes donde está el ayuntamiento y la place Guilliaume donde se pone el mercado (fue por aquí por donde decidimos comer, ya que están llenas de restaurantes y nos asaltó la duda ¿Qué idioma se habla en este país? pues todos los carteles estaban en alemán pero oíamos a las camareras y clientes hablar en francés. Y es que tiempo después me he enterado que el alemán es más usado coloquialmente mientras que el francés se usa para situaciones más formales, por lo demás son completamente bilingües)

Y os preguntaréis ¿y el palacio ducal?. Pues dimos con él de casualidad, que no es fácil, ya que se encuentra entre dos calles, no es que se encuentre especialmente a la vista en una gran plaza. Malamente se puede apreciar con perspectiva pero es muy bonito, de estilo neogótico, obviamente ha sido reconstruido.

A mi parecer lo más bonito de Luxemburgo es el grund en la parte baja de la ciudad, donde está la parte más antigua.

Las callecitas allá abajo no discurren entre grandes palacios burgueses sino que tiene un aspecto de pueblo, en la parte baja casi todas las edificaciones son más medievales, destacando la abadía de Neumünster. La coqueta iglesia, hoy hace las veces de centro cultural (la segunda vez que estuve en la plaza que hay alrededor tenían montada una exposición sobre ciencia). Todo su interior es barroco, muy bonito, con preciosos retablos que datan del 1613, su año de construcción.

Hacia el final de la ciudad se encuentran los restos más antiguos de la muralla, con grandes torreones que aún se conservan y puentes. El paseo no tiene desperdicio y conviene tomarse su tiempo disfrutando del río y del bonito jardín que a modo de bosque se extiende por la parte baja de la ciudad, y las callejuelas.

Ya por la tarde volvimos a subir para acercamos a la catedral de notre-dame. Da la casualidad que a las 5 en punto tocan un concierto con las campanas. Por fuera es muy muy simple, por dentro muy sorprendente y moderna, llena de mármol blanco y algunos mosaicos imitando el estilo bizantino curiosos. En la cripta  con dos leones enormes a la entrada, se encuentran las tumbas de todos los duques de Luxemburgo (la segunda vez no pudimos visitar y me dió pena).

Justo delante de la catedral está la plaza de la constitución donde hay un parque con una original forma triangular sobre el bastión con una pequeña entreplanta en la mitad de la pared de la casemate. Desde allí se tienen las mejores vistas del gran puente que lleva hasta el barrio moderno donde prosperan los bancos alojados en grandes palacios, la estación de tren y la vida nocturna (tiene menos atractivo turístico, pero la torre del edificio del banco de Luxembrugo al otro lado del puente es una vista muy bonita)

Justo por la plaza de la constitución está la entrada a las casamatas del s.XVII. No pudimos ver las de Bock donde están excavados muchos pasadizos desde tiempos de la fortificación porque estaban ya cerrados. Pero aprovechamos para bajar por aquí, en la plaza de la constitución donde hay un monumento a los caidos en la primera y segunda guerra mundial, para darnos otro paso por esta parte del río.

Nuestra breve estancia en Luxemburgo nos deparó una sorpresa más, pese a lo que todo el mundo piensa de que el ducado sobrevive de los impuestos la gasolina es más barata que en Francia, Bélgica o Alemania.

Anuncios

2 comentarios el “Ciudad de Luxemburgo

  1. Anónimo dice:

    Gracias que hay personas como usted en aportar conocimiento a los nuevos turistas, me gustaría saber si hay turs o recorridos guiados en español y seguros para una persona que viaja sola. También me gustaría saber cual es la zona más turistica para hospedarse y que no se complique el traslado de un lugar a otro

    • Hola:
      Por el alojamiento no te preocupes, la ciudad es muy pequeña y se puede ir andando a cualquier parte (simplemente no te vayas a la zona de congresos que está más lejana) Y es un sitio SUPER seguro

      En cuanto a lo de los recorridos no tengo ni idea, la ciudad la visitamos a pie y por el ducado nos movimos en coche de alquiler. De todas formas puedes preguntar en la oficina de información y turismo: http://www.lcto.lu
      e-mail: touristinfo@lcto.lu

      Espero que disfrutes del viaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.