En los Fjordos

Hace 15 años uno de mis tíos, que es bastante viajado, me contó: “creo que puedo decir que he estado en muchas partes, y de todo lo que he visto lo que más me ha impactado fueron los fjordos noruegos y el Amazonas” Ahora que casi tengo 30, me puse a meditar una frase similar. Me temo que UN único lugar destaca entre todos, pero luego le siguen una laarga lista de sitios que no soy capaz de ordenar por prioridad, entre ellos Noruega y sus fjordos.

¿Por qué Noruega?

Pues desde que escuché a mi tío, siempre pensé: “de mayor iré” Pero jamás imaginé que iría tan pronto, sobre todo porque es caro. Creía que el viaje costaría una pequeña fortuna, con lo que tendría que esperar a tener un buen trabajo.

La realidad fue que en Lille conocimos a Bea. Una chica que vivía y trabajaba en Noruega pero su trabajo le obligaba a pasar 6 meses en Francia (y lo odiaba con todas sus ganas porque amaba Noruega) Yo ya os cuento al final de la película que lo estaréis imaginando; tras años de odiar el idioma, el país y todo lo relacionado se echó novio en Francia y ¿¿¿adivinad donde vive ahora??? El caso es que según nos despedimos nos pidió llorando que fuésemos a visitarla, porque sino no lo soportaría. Y a Lille vamos en peregrinación a verla todos los años, pero por supuesto también fuimos a Noruega.

No sé cómo lo hice, porque en aquel entonces todavía no conocía el skyscanner, pero haciendo una búsqueda de vuelos, apareció un precio. Se me abrieron los ojos como platos ¡¡25 euros ida y vuelta con Norwegian airlines a Oslo!! Recuerdo a la chunga y a Bea gritándome por teléfono “¡¡compra, compra!!” como si de la bolsa se tratase. Mi siguiente tarea fue pelearme con la página de trenes noruegos, porque Bea vivía en Trondheim. Pues esto tampoco fue caro, si se cogen con antelación existen unas tarifas que se llaman miniprix y es un precio muy económico. Cogimos dos trenes nocturnos, pues el recorrido es cerca de 7 horas, por 300 y creí que eran euros, pero son coronas noruegas que vienen a ser unos 50€.

Una cosa que me inquietó a la hora de comprar los billetes de tren, preguntaban cómo querías sacarlos; si recogerlos en taquilla, en máquina o que te los diese el conductor. ¿El conductor? Si el conductor. Puse que nos los diese el conductor porque nuestro avión aterrizaba y el tren salía 30 minutos más tarde de la misma estación del aeropuerto… ni se me ocurrió pensar que el vuelo podía llegar conretraso. Hasta que estábamos en Barajas y el vuelo empezó a retrasarse exactamente 30 minutos. Pues no sé cómo lo hicieron, pero nos sobró cuarto de hora para coger el tren, y el conductor se bajó nos preguntó el nombre, tenía nuestros billetes impresos.

Una vez en Trondheim dormíamos todos en la cocina (en un colchón inflable que tuvimos que hinchar a pulmón porque se nos había estropeado el hinchador) Para el fin de semana, aprovechando que en el gimnasio de Bea hacian un gran descuento en alquiler de coches, alquilamos uno para cuatro días y empezamos nuestro recorrido. “la cosa es así, esto consiste en ir tranquilo y parando cuando queramos, si alguien ve un bosque mono, un lago que le gusta, una iglesia, pues se para y la vemos

La ruta por los fjordos que nos hicimos, como podéis ver en el mapa no es la más habitual. La gente suele ir a Bergen y desde allí suben como mucho hasta Geiranger. Nosotros recorrimos los fjorodos del norte (Romsdalsfjord y Norddalsfjord), mucho menos visitados y bajamos por Molde hasta el parque nacional Jostedalsbreen. La bajada, hasta Stryn la hicimos atravesando todos los fjordos, cada dos por tres hay que coger un ferry, y en el fondo es como ir en un crucero.

La infraestructura hotelera en Noruega es muy pobre y si vais a hacer un viaje parecido olvidaos de buscar hoteles. Lo que está muy desarrollado son los campings. En todos hay cabañas de madera muy bien equipadas, con su aspiradora, calefacción, cocina… son increíbles. La primera noche fue en Stryn en una cabaña a los pies de un lago, todo el mundo que ha seguido mis consejos y ha llegado hasta ella siempre vuelve enamorado. La segunda noche la pasamos en Geiranger, no habíamos reservado nada con antelación pero fuimos camping por camping (ya verán que hay un montón) hasta que encontramos.

La vuelta a Trondheim, la hicimos por el interior, que es montañoso. Así tuvimos la oportunidad de pasar por puertos de montaña con metros y metros de nieve, era junio, y bajar el Trollstigen en Åndalsnes.

Nuestros últimos días los pasamos en Oslo a la vuelta. Pero la vuelta no fue fácil, resulta que la selección española ganó y nos pasamos toda la noche (con sol) celebrándolo. Cuando a las 6 de la mañana salía nuestro tren para la capital, Ruperta andaba completamente dormida y a nuestra amiga Bea casi le da algo.

El albergue de Oslo, el sentrumpensjonat, estaba cerca de la estación y muy céntrico. Quizás no sea la zona más bonita pero realmente nos impresionó la limpieza del local y la comodidad (era como estar en tu propia casa).

Para ir a Noruega hay que tener una cosa clara, como dijo Bea “Noruega es para que te guste el frío y la naturaleza” Y eso es lo que tiene Naturaleza en estado puro. Inmensos bosques, un montón de cascadas que caen de las montañas, ríos con rápidos (no vimos a nadie pescando salmón, la chunga dice desde entonces que es leyenda urbana), los glaciares… Me dio pena porque muchos “bichitos” no vimos, pero nos contaron que es más normal ver renos en otoño.

Anuncios

8 comentarios el “En los Fjordos

  1. Astaroth dice:

    Los paisajes son alucinantes, me dan ganas de irme para allá :p! La foto que tenéis ahí

  2. Astaroth dice:

    Se ha cortado el mensaje :@!!!, jejeje, repito (borra si quieres el primer intento):

    Los paisajes son alucinantes, me dan ganas de irme para allá :p! La foto que tenéis ahí, con la montaña al fondo y la nube al lado es sencillamente espectacular :D! Muy chula la entrada :)!

    Un beso!

    • Rocio dice:

      Hay muchas fotos muy alucinantes de este viaje, pero sobre todo esa foto fue LA foto.. Y donde estabamos nosotras daba vertigo pero donde se puso el que hizo la foto era uffrff para morirse de miedo!!

      • Astaroth dice:

        Jejeje, se jugó la vida para sacaros la foto :p! Bueno, si no le pasó nada, el riesgo mereció la pena ;)!

      • Jejeje, mereció, mereció la pena ;)
        Lo que me gustó fue la mentalidad noruega.
        Sabíamos que esa foto se podía hacer (anda circulando en internet) el padre de la amiga que vive allí cogio se fue a la oficina de turismo y preguntó:
        – ¿Oye y esa foto donde está hecha?
        Y le dijeron:
        -” noo, es que es muy peligroso, vera para hacerla tiene que subir hasta aqui, luego saltarse estas dos vayas y uno se pone en esta punta y otro en la otra…”
        ¿De verdad esperan q con tantas explicaciones no vayas a hacerlo?
        Mientras nos las hacíamos seguro que había gente apostando ¿se matan o no se matan?

      • Astaroth dice:

        Jeje, ilusos los que creyeron que no haríais la foto :p! Pues de verdad que os envidio (envidia de la buena :p) por haber sacado y/o salir en una fotaza así :)!

  3. Zuari dice:

    Esta historia tienes que seguirla, que el viaje mereció la pena ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.