Viterbo

Apenas pensaba pasar un par de horas visitando Viterbo, mi idea era ir a las termas y darme una vueltecita antes por el pueblo. Nada más pisarlo supe que tenía que volver y dedicarle más tiempo.

La historia de esta ciudad se remonta a los tiempos etruscos pero realmente fue muy importante en todo el mundo cuando cayó en poder de los papas en el 1100. Cuando el papado se trasladó a Orvieto, y más adelante a Avignon la ciudad empezó a decaer (también ayudó mucho la peste negra que lo asoló en un par de ocasiones)

Flanqueado por una muralla, que aún conserva en pie muchos de los imponentes torreones sobriamente cuadrados, se encuentra uno de los pueblos medievales mejor conservados de Italia. Aunque la ciudad haya crecido, se siguen conservando perfectamente sus intrincadas callejuelas góticas con las casas amontonadas (las curiosas cassapontes que son casas que se conectan por el segundo piso haciendo un puente sobre las calles)

Entré por porta fiorentina y fui pasando por una serie interminable de plazas con fuentes y mucho encanto hasta llegar a la plaza del Plebiscito. Aquí se encuentra el ayuntamiento y un curioso museo de arte etrusco, donde desde sus jardines se puede contemplar la parte baja de la ciudad y en frente la gran iglesia de santa Rosa con su gran cúpula, a la que son muy devotos aquí con fiesta popular y mucha parafernalia.

Realmente en la ciudad hay varias iglesias diseminadas, merecen mucho la pena todas (como la pequeña franciscana en la subida al palacio papal escondida en su tan agradable plaza). Sobre todo pasearse sin perder detalle de los escudos que abundan por sus fachadas y desde luego hay que ir al barrio de San Pellegrino apoyado en la muralla. En el es donde se guarda todo el esplendor medieval de la ciudad, realmente lleno de recovecos que explorar.

Definitivamente lo más famoso de la ciudad es el palacio papal justo al lado de la catedral, y me fue difícil encontrarlo (tuve que consultar uno de los muchos planos que hay en la ciudad) para llegar a esta plaza hay que cruzar un puente que salva el precipicio, flanqueado por dos suntuosos palacios de los Farnese enraizados en el acantilado. Allí está a la izquierda la pequeña catedral y luego el gran palacio al que se accede por la escalinata cruzando la arcada gótica y entrando en el patio interior con las vistas más vertiginosas de Viterbo ya que está sobre un penacho por encima de toda la ciudad.

De la catedral de San Lorenzo, aunque es románica se nota que se ha reconstruido muchas veces. Su interior contrasta mucho con el campanario que tiene un estilo más renacentista, mezcla las franjas de mármol blanco y verde. Pero lo realmente bonito de ella es el interior. El techo conserva todas las vigas de madera y un pequeño artesonado, hasta está decorado. El suelo, le sigue a la par y está todo hecho de mosaicos de mármol (el estilo al parecer se llama cosmatesco y era típico de la Lazio en la edad media)

Pese a todo esto, el mayor reclamo turístico que tiene ¡incluso mencionadas por Dante en su Divina Comedia! son sus termas.

Era mi cumpleaños y Ravi me preguntó que cómo pensaba celebrarlo. ¡Claro que lo había pensado! En menos de un mes viviendo es imposible no enterarse.

Había oído hablar de unas termas que había a las afueras de Viterbo y le dije que me gustaría que me llevase. Le encantó la idea, incluso estuvimos viendo la posibilidad de ir a las termas de Saturnia en Toscana, pero al final con la cantidad de trabajo que tenía fuimos a las termas de Bulicame que son las más cercanas a Roma (a hora y media de trayecto. A Viterbo hay trenes frecuentes desde Roma Ostiense, pero no a las termas que están a un par de kilómetros de la ciudad).

Hay dos tipos de termas; unas que pertenecen a un hotel que son las termas dei Papi (por cierto a las del hotel sí que se puede ir en transporte público desde Roma, sale de porta flaminio un autobús que llega directamente al hotel) y las públicas. Antes la entrada era gratuita pero ahora hay que pagar un poquito. Pese a que muchos protestan yo creo que simplemente han mejorado las instalaciones, porque antes la gente iba a cualquier hora por la noche bebían y lo dejaban un poco mal.

Las termas no son muy espectaculares a lo que paisaje se refiere, simplemente es una piscina. De un lado brota agua a 55ºC y según te alejas el agua se enfría, así que tu te puedes ir hasta la temperatura que te gusta. Además hay una fuente de agua fría para refrescarse, con el plus de que se trata ni más ni menos que de una fuente romana.

Os he de transmitir el consejo que me dió mi jefe en Frascati: “Haces bien en ir ahora que hace frío, la gente espera a ir a las termas cuando hace calor pero entonces es insoportable y no puedes meterte en el agua

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.