Glen Affric día 3; Carnach y las cataratas de Glomach

Abrí los ojos con incredulidad… había sobrevivido a la primera noche con 5 en una tienda de 3. Todo sea dicho, me levante 3 veces presa del pánico con claustrofobia y queriendo salir gritando de la tienda…

Al final la verdad es que salimos gritando y corriendo de la tienda pero no fue por la claustrofobia, no serian mas de las 7 cuando todos nos dimos cuenta de que las midges, que hacía una hora estaban fuera esperándonos, habían descubierto un agujerito en la pared lateral de la tienda y empezaron a meterse dentro.

Llega un momento que no es que piquen, sino que molestan. Cada vez que calentabas algo para comer, o cuando hablabas comías más midges que otra cosa (no estaba mal por otra parte la cantidad de proteínas que nos aportaban) En los glen no vimos muchos pájaros, de hecho era sorprendente los pocos pájaros que había. Pero lo que si que había para aburrir eran ranitas, cada vez que pisabas salían un montón de ranitas que suponemos se deben de nutrir a base de midges.

Fue tempranito cuando desmontamos nuestro campamento para embarcarnos en la ruta más bonita con diferencia. Podríamos haber ido directamente a las cascadas de Glomach, estaban al lado, pero decidimos que necesitábamos un camino. La tarde anterior descubrimos las rodadas de un coche, supusimos que iría hasta Carnach (el “pueblo” más cercano) y las seguimos hasta coger el sendero a Carnach que discurre por el río Allt Coire Easaich.

Bien, camino había, pero lo seguimos paralelamente haciendo todos los esfuerzos posibles por no meternos en el, porque si el terreno (que seguía siendo el mismo terreno pantanoso) era malo, el camino era peor. Todo el agua había ido a parar a él, estaba al lado del Loch lon Mhurchaidh y del río. Era prácticamente imposible andar por él. Lo bueno era que estas praderas estaban plagadas de arándanos (échabamos de menos la fruta)

Hasta que llegamos a las cascadas de del río. Aquí el camino mejoro. Según dejábamos el pantanoso Glen Gaorsaic que tantos quebraderos de cabeza nos había dado para descender al Srath Duilleach, pasamos del rojo del musgo de los pantanos, a una suave pradera verde con una increible cascada, un camino seco y razonablemente bueno (Salvo en algunas torrenteras que la lluvia se había llevado por delante prácticamente la pared y tuvimos que arrastrarnos un poquito con cuidado de no despeñarnos para continuar) Hicimos un desnivel de unos 300m espectacular hasta Carnach.

Carnach era nuestro símbolo de civilización, todavía no sé muy bien que algunos en el grupo esperaban. Yo después de mucho investigar sabía que no había pueblo como tal (¿quizás tres casas?)

Pues ni eso, Canach era tan solo una casa y restos de lo que en tiempo fuera un pueblo de pastores completamente destruido (quizás en una de tantas guerras de religión que asediaron el país) Pero sobre todo Carnach es el Loch Leitreach. No llegamos a un pueblo civilizado como algunos querían pero sí que llegamos a un lugar maravilloso encajonado entre las montañas. El tiempo estaba precioso. Todos nos descalzamos para que se secaran los calcetines y botas, disfrutamos del sol como lagartos y de una tranquila y opípara comida sin prisas (y milagro, sin midges).

Con muchisima pena dejamos este lugar inigualable para subir a las cascadas, simplemente íbamos a volver a subir lo que habíamos bajado pero por la garganta siguiente.

Durante unos minutos rodeamos el Loch Leitreach por la derecha cogiendo una pista forestal, y luego tomamos un camino a la izquierda que nos subía otra vez al glen Gaorsaic por otra garganta donde se encontraban las cascadas más grandes de escocia. En esta zona hay muchas parcelas con pinos y otro tipo de árboles totalmente valladas, al final de mucho pensarlo creemos que son campos de explotación maderera.

Dejando atrás estos reductos de árboles nos preparamos para subir por uno de los caminos más bonitos de los que jamás hayamos estado. En esta garganta predominaban helechos gigantes que nos llegaban por los hombros.

Aunque las fotos no hagan justicia a la pobre cascada de Glomach, que estaba tan encañonada que apenas se veía su salto, el camino es espectacular. En muchos momentos tuve la sensación de que estaba en la búsqueda de King Kong en una selva tropical, mínimo nos sentíamos a lo Indiana Jones.

El camino sube desde la profundidad del valle hasta los 400m desde los que cae la cascada y luego se aproxima a ella poco a poco horizontalmente de forma que vas por un estrecho camino justo por el desfiladero.

Una vez arriba, como el tiempo era bueno, me fui al río Abhainn Gaorsaic y me bañé en el agua de deshielo (habían pasado casi cuatro días sin un aseo algo más que gatuno y lo necesitaba pese al frío). Sin peligro porque aunque la caída en unos metros era considerable apenas tenía rápidos ni aguas turbulentas. Mientras los demás jugaban a ver quien se asomaba más a la cascada y hacía la mejor foto, y otros empezaban a buscar lugar para las tiendas.

Para los que se han despistado con tanto nombre, volvíamos a estar exactamente en el mismo valle que la noche anterior, en una zona completamente pantanosa infectada de agua y de midges pero en las montañas de enfrente.

Intentando evitar estas molestias decidimos seguir andando un rato más y subir hasta una zona ventosa como las montañas Bealach Na Sroine. Es cierto, no había midges y además había un arroyo de agua, pero el frío que hacía era horrible. Las chicas en seguida nos retiramos a las tiendas, y los que se quedaron descubrieron con horror que al cesar el viento las midges reaparecieron muy voraces. (Así que el día acabó como empezó gritando)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.