Buscando un destino

Esta es la entrada número 100 del blog y he decidido hablar sobre temática viajera en general, de la que nunca escribo pero espero publicar más a menudo porque es interesante.

¿Como decidís donde ir? No es una broma, parece que sería lo más sencillo pero no.

 

Por una parte todos tenemos nuestro particular top10 de lugares que nos gustaría ver (o volver a ver). Con el paso de los años esa lista cambia de forma regular según tu estado de ánimo o las modas viajeras. Por que no reconocerlo, también hay destinos que se ponen de moda y que dejan de estarlo solo hay que echar un vistazo a los blogs.

A pesar de todo lo que viajo, tan solo he visitado 2 sitios de esa larga lista. Quizás no lo creáis. Expresamente realizar un viaje para conocer uno de esos lugares, solo lo he conseguido hacer en dos ocasiones. Es cierto que existe un tercer sitio, Estambul, al que acabé llengando porque el novio de Selen vivía allí.

Sigo estando eternamente agradecida a mi tía Mimi que cumplió mi primer sueño llevándome a Paris cuando yo tenía 17 añitos. Y a Ozzy Osbourne… Una noche la chunga y yo estábamos borrachas en un garito heavy y nos quedamos mirando un poster del cantante como en trance. Luego nos miramos y a la vez gritamos “A Marruecos” y acabamos en Marruecos.

Uno de los motivos por los que no he acabado explorando esos sitios tan deseados, es que después de varios intentos, ha quedado demostrado que no me gusta viajar sola. Por lo tanto dependo de convencer a otras personas. Por otra parte sé que soy “comodín del público” porque siempre estoy dispuesta. Así que normalmente muchas personas me convencen a mi (después de un duro proceso de tanteo que creo que al que más le ha costado no ha llegado ni a 2 minutos)

A veces es un: “Rocío y si compramos billetes para…” “Vale
Otras veces ni es condicional ni lleva la palabra compra simplemente es: “he visto un billete…” “ok lo veo y ya he puesto los datos de la tarjeta
O sin tantas explicaciones: “Rocío que mañana compramos todo para el viaje” “¿dónde?¿cuándo?¿cómo?¿pero qué viaje?

Si quiero pasarme 5 días en, pongamos Italia, es muy fácil. Solo que eso para mi ya no son Vacaciones. No os equivoquéis, es Italia, es muy bonita y voy con los ojos cerrados, pero no significa lo mismo. No me hace tanta ilusión como ir… pongamos a Georgia. Todavía 4 años después, sigo intentando convencer a alguien para que me acompañe.

No es que no sepa valorar lo que tenemos cerca. Es que en su día viajé y exploré lo suficiente Europa. Aunque sé que me quedan rincones por ver, poco a poco dentro de ti surge una avidez de más, de cosas más diferentes, de una sed por la aventura.

Un día que me quejaba en voz alta de que realmente a los sitios llego por inercia. Que no son viajes preparados y por supuesto me encanta viajar pero nunca llego a ir a los sitios que realmente me gustaría. La chunga me dijo una gran verdad:
uno viaja donde tus amigos deciden“. El 80% de mis viajes consisten en “pues fulanito está viviendo en … habrá que ir a verle” Y para ellos va dedicada esta entrada.

Porque han hecho posibles cientos de aventuras fabulosas que hemos vivido. Porque gracias a ellos he descubierto muchos lugares a los que jamás habría imaginado que llegaría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.