Peyrahout

Dudo mucho que este sitio aparezca en ninguna guía de Francia ya que se trata de una pequeña aldea en el departamento de la Haute Vienne.

Peyrahout palacio

Pero las vueltas que da la vida, hasta alli fuimos con el propósito principal de MARUJEAR. Mi amiga Yu volvia a tener problemas con su familia que le estaba concertando un segundo matrimonio del que se quería volver a escapar y fuimos a visitarla. Coincidió que ese verano estaba cuidando en su residencia del campo a una abuelita octogenaria y la señora, muy amablemente, nos invitó a ir.

Allí era en medio de la nada, nuestras indicaciones al salir de España eran “en fait il est un tout petit village même pas un village; juste un quatre ou enviros de maison enssemble… c’est vrai régardez sur google maps” y que nuestro único punto de referencia que SI aparecía en el mapa era Sain Junien.

Antiguas cuadras

Llegamos y sobre la carretera Yu nos hizo señales para que girásemos.

Cual no sería nuestra sorpresa cuando nos encontramos cara a cara con un palacio en mitad del campo. Claro, nos hicimos ilusiones “ala que bien se lo monta la viejecita” Pero según atravesábamos la verja nos volvió a hacer indicaciones de girar (que pena). Así llegamos a una pequeña casita de piedra y madera encantadora. Con su establo lleno de burritos, ovejitas, su pajar, las vigas de madera retorcida, completamente decorada como una casa de campo antigua. Decir que estábamos emocionadas era poco, a todo el mundo le llamábamos diciendo que estábamos en la casita de Heidi.

burritos

Después de instalarnos, según cenábamos ya nos enteramos que efectivamente todo pertenecía a la familia. Todo era de los terrenos del palacete pero que como ya no se usaba parte de las cuadras (sip, estábamos durmiendo en las cuadras) se había reconvertido en casita y allí nos habían instalado para que estuviésemos cómodas nosotras solas.

Incluso el granero en la parte de atrás mucho más alejado del palacio, una casa enorme, la habían convertido en una enorme casa rural (gîte de France, os dejo el enlace por si alguien se anima, la finca es increible y alrededor solo hay campo).

Antiguas cuadras

Podeis imaginaros cómo se rieron cuando se enteraron que habíamos llevado sacos de dormir, la respuesta fue risas, cara de horror y oír a la dueña decir “Dios mío pero que imagen tienen en el exterior de la campiña del limousin

En cuanto a nuestros anfitriones todos parecían sacados de una novela de época, la abuelita (para nosotras Mme Robert), nos contó sus anécdotas de jovencita y de cuando viajo durante todo un año sola por europa en coche…. nos la imaginábamos como una francesa descocada y liberada de la Belle Epoque, viajando con el sombrerito medio caído y una botella de wisky.

Patio

Su hija era una neo hippie de éstas que compra todo biológico, prefiere morirse de dolor antes que operarse o tomar analgésicos, enganchada a varias organizaciones de salvar burritos, salvar labreles, etc y estaba encantada de tener en su casa a gente tan multicultural aunque probablemente fuésemos los únicos no franceses que han pisado su casa en siglos (jejeje de éstos ya me he encontrado muchos en francia).

El hijo era todo un personaje, tan solo hay una palabra que le puede describir; sibarita. Las conversaciones con él solo se centraban en gastronomía, fiestas regionales, hoteles caros y coleccionaba antiguedades.

casas de javerdat

En cuanto a nuestra estancia más idílica imposible, si alguna vez se han imaginado la vida en Francia, descubrí que no es atribuible a Paris sino a este tipo de vida que se lleva en el campo: Paté de canard del bueno, desayunos con Brioches, las barras de mantequilla en la mesa para ir cortando, el queso de cabra mas tierno, un grand cru bordelais para las comidas, cerveza lillois, las ensaladas con la lechuga sin cortar y vinagreta de mostaza, conejo con receta secreta, perdices rellenas de mostaza, verduritas recién cogidas de la huerta.

Todo ésto rodeadas de bosques de castaños, robles y ovejitas (nos han contado que la mejor época para ir es otoño donde los colores son preciosos)

Anuncios

3 comentarios el “Peyrahout

  1. Maria dice:

    :-) Preciosa la foto de la mansion!

  2. lidiab dice:

    Y que te cuente la mejor parte: cómo perderse buscando un dolmen perdido y casi matar al coche en el intento ;P

  3. miau dice:

    Jejeje, he aquí el relato de “la mejor parte” de lidia cuando casi se baja del coche a matar a un gabacho motorista
    http://cabracondisfrazdegato.com/2013/01/17/les-monts-de-blond/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.