Gofres

He viajado mucho pero me he descentrado con el blog. Para abrir boca, nunca mejor dicho, voy a hablaros de los gofres, que con solo mencionar su nombre te viene a la cabeza el maravilloso olor que desprenden.

La palabra gofre viene del holandés wafel que el francés tomó como gaufre. Aunque hoy en día sean un show para turistas, se venden en puestos callejeros y se encuentran en los supermercados, se trata de un postre con mucha solera que se remonta a la cocina medieval (me da a mí que por esa época probablemente no fuese postre) Su nombre proviene de la plancha de hierros que se usaba para cocinarlos (y que le daban esa estructura de cuadraditos a la masa) el wafer.

Hay tres tipos de gofres (que yo haya probado) muy diferentes entre ellos.

1) Gofre bruselense:

Encabeza la lista el gofre bruselense (o belga) que es el que, al menos en España, encontraréis fácilmente en el supermercado. Son unos perfectos rectángulos con 20 cruces que se hacen a partir de una masa ligera más bien líquida.

gofre bruselense

La mayor parte de las recetas que he encontrado (es la que suele hacer casi todo el mundo) lleva una mezcla de harina, sal, azúcar y huevos batidos a la que se le añade líquido (generalmente leche y mantequilla fundida)  No se les suele echar levadura (si acaso un sobrecito royal) pero si mucha mantequilla que les de consistencia.

Al meterlos en la gofrera queda la masa crujiente por fuera, pero como la masa no es excesivamente dulce, se les añade tradicionalmente azúcar glaseada. Y la tradición acaba ahí, pero claro la gente innova y poco a poco se fueron complicando con frutas, nata, chocolate… He de reconocer que aunque suenen apetitosos no son los que me gustan.

2) Gofre de Lieja:

Mi preferido por excelencia es el gofre de Lieja, aunque belga también, es diferente.

gaufre de lieja

Fue inventado por un cocinero de Lieja en el siglo XVIII. Es mucho más pequeño, dulce y denso. Lo que le distingue es su masa que no es líquida. Se tiene que hacer una bola de masa que contiene pequeños trozos de azúcar perlado que le dan el punto crocante. Para ello la masa hay que fermentarla durante dos horas con harina de panadería (no sobre de royal).

Una vez cocinado no tiene esquinas ni ninguna forma que no sea la de la masa tal y como cae a la gofrera. Siempre se sirven y comen calientes. Si los encontráis en el supermercado pensad que están pre-cocinados hay que calentarlos un poco para servirlos.

Un ejemplo de receta que he encontrado es: 165g harina, 1 huevo, 40g de azúcar, 30g de mantequilla derretida, un vaso de leche y la levadura. Se amasa todo durante 15 minutos hasta obtener una pasta lisa y nada pegajosa. Después se le añaden las bolitas de azúcar perlado (cuidando que se distribuyan bien por toda la masa) y se deja reposar.

gofre con caramelo

Los gofres de Lieja se sirven sin ningún acompañamiento. Y aquí viene el gran desconcierto al que se somete al turista. En muchos puestos en Bélgica encontraréis que venden los gofres de Lieja (y no los de Bruselas) con la fiesta de nata, chocolate, frutas… Bueno cada uno tiene su gusto, de hecho yo que soy super golosa éstos me los como con caramelo por encima. Pero aviso que son muy dulces de por sí y con todo ese jolgorio por encima pueden empachar.

3) Gofre holandés: Por último, está el gofre holandés, completamente distinto de los dos primeros.

Stroopwafel

También se le conoce por los nombres de stroopwafel o lakemans, y se trata de una especialidad de Gouda donde se inventaron en 1784. Al parecer un panadero mezcló restos de migas y especias con sirope de caramelo y luego cogió un gofre lo partió por la mitad una vez calentado, y lo untó con esa mezcla. Esto hace que se trate de dos gofres muy finos y redondeados (con cuadritos muy pequeños) unidos entre sí por una especie de melaza.

La masa es similar a la de los gofres bruselenses pero usando azúcar moreno y canela. Lo realmente difícil e importante es la melaza que tienen en el interior. Yo he probado hacerlos con varias cosas pero no he conseguido el resultado deseado. Desde luego no es caramelo a secas, sino azúcar moreno con mantequilla (a modo de toffee).

comiendo gauffres en den boch

Son tan dulces que no se les echa absolutamente nada por encima, se comen a modo de galleta y es muy frecuente encontrarlos en el super y panaderías.

Anuncios

4 comentarios el “Gofres

  1. alfo dice:

    ñam ñam! muy bien explicado, como siempre instructivo y en este caso además apetitoso… El gofre de lieja, solo y calentito!! ese es el mejor!
    Y desde aqui recomiendo a cualquiera que pruebe el gofre holandés, una delicia desconocida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.