Parque provincial Aconcagua

El parque provincial del cerro Aconcagua se encuentra entre la frontera de Chile y Argentina justo pasado el pequeño pueblo del Puente del Inca (si se va desde Uspallata hacia el cerro del cristo redentor)

cerro aconcagua

No pretendo quitarle nada del encanto que posee este paraje natural (que es mucho, de hecho volviendo a ver las fotos me sigue sorprendiendo lo bonito que es) Sin embargo tengo que hablar de él como un sitio que no disfruté nada, más aún me causó tremenda frustración y sobre todo por la desinformación.

Para entrar en el parque natural hay varios tipos de entradas según la actividad que uno piensa realizar. En la taquilla del parque solo venden las entradas para un día, si quieres hacer algo de más días tienes que comprar la entrada y el permiso en Mendoza.

laguna horcones

De todos modos a finales de Marzo ya se considera temporada invernal y solo se permite la ascensión o los trekkins de un día. Por cierto que la página web del parque no está nada actualizada, los precios que ponen no se corresponden con los que piden en la entrada del parque (al menos cuando yo lo consulté)

Hacer una marcha de tres días estaba totalmente descartado (aparte del clima) por los días de los que disponía y porque iba con dos personas que no son aficionadas a la montaña en absoluto. No obstante contaba con convencerles para realizar una de las marchas de un día (de unas 8 horas) hasta el campamento base de confluencia.

cerro aconcagua 2

El problema empieza en que hay un pequeño paseo del que todo el mundo hablaba como “caminata de 3 horas”. Claro, para dos personas que no están acostumbradas a andar esta parecía en principio la mejor opción. Puedo entender además la presión de los de información y turismo y los guardaparques en vender esta entrada como la mejor porque obviamente aquí llegará muchísima gente sin estar preparada. Pero lo que no estoy nada de acuerdo es que lo vendan como una caminata de 2 horas (3 con extensión hasta el puente) cuando como muchísimo tardas 30 minutos (parando a hacer fotos). El camino se puede hacer con tacones y todo.

cerro aconcagua 3

Yo ya sabía antes de entrar que era un camino muy sin dificultades y para turistas, pero no que fuese tan corto. Ya me mosqueó mucho el argumento con el que intentaron convencer a mis amigos “el trekking de un día no merece tanto la pena porque más allá del camino básico ya se deja de ver el Aconcagua”  ¡¡Como si uno fuese al parque del Aconcagua solo a ver el Aconcagua de lejos!! ¿y qué queda de meterse en el cañón del río, en recorrer los canchales, en acercarte a las paredes de otras montañas y ver cómo cambian sus colores? Está claro que ese camino no es para amantes de la montaña.

Ya os digo que no fue el Aconcagua lo que más me impresionaba de todo, ahí estaba una montaña de casi 7000m con su gorrito de nieve, pero eran más otros macizos montañosos los que llamaban mi atención. Aún más, para eso fuimos a otro sitio donde se podía ver la cima del Aconcagua al fondo.

pajaritos aconcagua

Además semejante afirmación se traduce en que en el camino de la entrada básica solo se ve el mismo paisaje (todo lo que se puede acercar en menos de un par de kilómetros una montaña de 6960m). La entrada al circo montañoso antes de la gran cima se hace a través del valle del río Horcones. El camino comienza en el lago Horcones y acaba en un puente. A partir de este puente, sigue el camino entre rocas hasta el campamento base, pero se deja de ver el Aconcagua porque el camino gira con el río y se encañona entre paredes más profundas. Este camino que discurre por una pista forestal hasta el puente que cruza el río es la extensión que te permiten hacer y que puede “alargar una hora más el camino, si paras a comer un rato, claro”

Antes de eso hay una pista circular que sale del aparcamiento, pasa por la laguna espejo llega hasta el mirador y vuelve por la laguna Horcones.

cerro aconcagua 4

En fin, no lo disfruté nada, para mí es como si no hubiese estado. Imaginad estar en un sitio donde sabes que no volverás en tu vida y del que solo vas a poder ver el más pequeño de los salientes de un iceberg. Encima para aumentar mi mortificación mis amigos se pusieron a pasear a ritmo de “estoy viendo escaparates en la ciudad” Ritmo que en general no tolero en el campo (que mi madre y María den fe de ello) Por lo menos quería que me dejasen disfrutar de ANDAR.

Desde luego este tipo de paseos dista mucho de lo que yo entiendo por “disfrutar de la montaña” Y me frustró mucho el estar allí y no poder “disfrutarla” a mi manera. Sinceramente, para hacer lo que hicimos, ni me hubiese molestado en ir hasta el parque del Aconcagua, hubiese preferido hacer otra cosa.

Aconcagua 5

Para que me podáis entender, es como cuando estando en la isla de la Réunion, como mis compañeras no eran buceadoras y sacar tiempo trastornaba todos los planes, deseché la idea de intentarlo. Pero luego en un momento del viaje propusieron alquilar un barco con el suelo de cristal. Entonces ahí sí que protesté porque yo ese tipo de actividad no la iba a disfrutar en absoluto, si me montaba en ese barco solo iba a estar pensando en lo que disfrutaría buceando y me hubiese dado mucha rabia.

Por lo demás el parque está muy bien cuidado y protegido. Se intentan mantener las zonas muy transitadas apartadas de las de protección total. En general las únicas que se salen del camino trazado son las mulas que algunos usan para cargar hasta el campamento base. La fauna que sí tuvimos suerte de contemplar y desde muy cerca son los miles de tipos de pajaritos que hay en el parque que se abalanzaron sobre nosotros según sacamos los bocadillos de la mochila.

Puente del Inca

En el pueblo Puente del Inca paramos un día para satisfacer la curiosidad. No es gran cosa, pero se trata de uno de esos pueblos que al quedar abandonado el ferrocarril que atravesaba la cordillera terminaron desiertos. Quedan restos de vías y de casas, al igual que muchos otros en este tramo de la frontera, como si de pueblos fantasma se tratase.

En éste además a finales del s. XVIII había un hotel balneario (debía ser alucinante) aprovechando un puente de roca natural y una fuente termal que desemboca en el río Mendoza. El hotel fue destruido  por un alud un invierno pero la floración termal continuó brotando. Dicen que hasta hace poco todavía se utilizaba y uno se podía bañar pero los gendarmes lo cerraron hace poco para mantener las formaciones calizas que se han ido formando con los años (estilo Pamukkale).

Puente del Inca 2

Es gracias a estas ruinas que parece que el pueblo está más visitado que el resto y por eso lo han llenado de chamizos donde venden souvenirs.

Anuncios

4 comentarios el “Parque provincial Aconcagua

  1. mariaalegret dice:

    qué bonito!! gracias por compartir…

  2. Tienes un blog muy original, te seguiré.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

  3. Definición de “Cabra con Disfraz de Gato” : “El camino se puede hacer con tacones y todo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.