Ruta por las abadías flamencas

Quiero aclarar que la idea y planificación de este viaje es obra de Alfo. Habíamos pasado medio mes recorriendo Chile y no bien nos incorporamos a nuestros respectivos trabajos decidimos volver a irnos. Era un momento perfecto porque se acercaba el “puente de mayo” que fácilmente podíamos unir con “el día de la reina” en Holanda.  Yo simplemente llené los huecos con “puntos turísticos”

ruta abadias belgas

¿Por qué esta ruta?

Nuestra pasión por la cerveza es algo que disfrutamos y compartimos juntos desde el día que nos conocimos. Él en seguida se unió al grupo de amigos que con sana envidia quieren una repetición de mi anterior viaje por las abadías wallonas (tal y como vaticiné). Así que me propuso una continuación con una ruta por las abadías productoras de cerveza flamencas.

campos de tulipanes

Lo más difícil parecía que iba a ser conseguir billetes de avión con tan poco tiempo (a un precio razonable) pero hicimos uso de nuestros puntos aéreos para viajar en bussines de Madrid a Bruselas.

Los dos primeros días los pasamos en Bruselas, en un hotelito al lado de la gare central. Entre otras cosas porque Alfo había vivido durante una temporada y me quería enseñar la ciudad con sus ojos. Allí quedé con una amiga que al enterarse del motivo del viaje, nos informó que ese fin de semana se celebraba una feria de la cerveza en Lovaina.

Iglesia

Al día siguiente, domingo, alquilamos un coche para los 7 días que duraría nuestra excursión (la única sucursal de AVIS abierta en domingo está en el aeropuerto)

Ese día tuvimos mala suerte (bueno sabíamos que la íbamos a tener) Lo dedicamos a recorrer braseries comerciales, que al ser domingo estaban cerradas. En todas ellas se puede concretar una cita, solo que las que nos daban no nos cuadraban con los horarios de las abadías. Pero os voy a dejar la lista de pueblos por los que pasamos. Algunas de estas braseries nos las encontramos por “sorpresa” en el camino mientras íbamos hacia Affligem.

braserie de cantillon

Nos encontramos con Breendonk, delicioso pueblecito hijo de la Duvel. El siguiente, entre carreteras comarcales, fue Steenhuffel donde está La Palm (de las pocas cervecerías que hacen roja flamenca, en vías de desaparecer) Pasamos por el bosque de Buggenhout hasta llegar al pueblo, donde queríamos visitar la boostels que hace la kwak y nuestra querida y adorada tripel karmeliet. Todo esto fue recompensado con creces con nuestra visita a la abadía de Affligem.

Esa tarde pusimos rumbo a las afueras de Lovaina y disfrutamos como críos en el Zytos festival donde todas las cervezas belgas estaban presentes (y fue como haber hecho la visita de todas las braseries anteriores, porque catamos, nos contaron, escuchamos, aprendimos…)

Kinderdijk

Al día siguiente pusimos rumbo a tierras holandesas y antes de salir visitamos la abadía de Westmalle. Llegamos a Delft donde Leire y Suco nos acogieron en su casa y nos llevaron esa noche de fiesta a La Haya para celebrar koninginnenach. Para el koninginnedag habíamos reservado un hotel en Amsterdam (otro de los puntos difíciles de  la planificación) Empalmamos Madrugamos para llegar temprano a la capital y poder aparcar (muchos pensaron que jamás lo conseguiríamos)

Dado que la visita en la trappe la teníamos reservada para el 2 de mayo (y el 1 todas las abadías iban a estar cerradas) decidimos dedicarlo a “turismo por holanda” Visitamos VoledamEdam, Marken… incluso la curiosidad ingenieril nos llevó a tomar autopista hacia el norte para recorrer el gran dique desde Den Oever.

Begijnhof

En vez de cruzar hasta el otro lado volvimos sobre nuestros pasos y llegamos a Haarlem sin alojamiento (porque hasta aquí llegó la logística de nuestro viaje, a partir de este punto sabíamos qué abadías visitaríamos cada día pero para dormir cogíamos el mapa y según mirábamos allí acabábamos)

Os aviso que Haarlem es una ciudad terrible para entrar con coche (gana el segundo puesto después de Berna) y encima no encontrábamos hoteles a las afueras de la ciudad. Acabamos durmiendo encima de un restaurante chino (carísimo y muy cutre)

Marken

Esa mañana salimos hacia Tilburg por los campos de tulipanes que pueblan la zona entre Haarlem y Leiden pero a mitad de camino (tan extasiados estábamos) nos dimos cuenta de que no llegaríamos a la Trappe. Llamamos por teléfono y cambiamos la reserva (tuvimos suerte ya que ese día la visita solo era en flamenco). Para rellenar lo que quedaba del día con más turismo fuimos a Kinderdijk.

Esa noche dormimos en un hotel de carretera. Descubrimos los maravillosos Van der valks. Nos fijamos el día anterior que en las autopistas había esta cadena de hoteles, que supusimos similares a los formula1 o étap en Francia. Paramos para preguntar precios y al verlo todo TAN lujoso pensamos que nos habíamos equivocado. Pero no, por 60€ la noche teníamos dormitorio de 4 estrellas.

La trappe

La mañana del día siguiente la dedicamos a pasear por ‘s-Hertogenbosch (vimos el nombre en el mapa y no pudimos evitar ir a ver una ciudad que empezaba por apostrofe) Para llegar por la tarde a la Trappe a las afueras de Tilburg. De la visita a la Trappe fuiemos a Achel de nuevo en Bélgica.

Esa noche decidimos ir a Lovaina que era lo que mejor nos quedaba para las horas que eran. Allí localizamos un Ibis y vivimos una situación más típica de zoco que de hotel. Preguntamos el precio, nos dijeron “90 €” así que contestamos “bueno gracias, pero no es lo que buscamos” y nos dimos la vuelta para salir. Entonces nos llamó la chica y preguntó “¿cuanto quieren pagar?” reconocimos que estábamos buscando algo entorno a 60€ y ella nos contestó “se lo dejo en 59€” ¡!

Westvleteren

Nuestro último día quedaba lo más difícil. Llegar a la abadía de Westvleteren en la otra punta del país, probar una de las posiblemente mejores cervezas del mundo y volver a tiempo al aeropuerto de Bruselas.

Yo entiendo que turísticamente es una ruta difícil, porque o te gusta mucho la cerveza o hay lugares que es imposible que llamen tu atención. Además ¿qué personas pasan delante de Gante sin pararse, solo con el propósito de ir a una abadía? La respuesta es, dos personas que han vivido una parte de su vida a menos de 20min de esta ciudad.

Lovaina

Por otra parte constatamos, de nuevo, que los albergues situados al lado de las abadías son restaurantes con muy buena calidad y reputación. Siempre estaba llenos de gente fuese cual fuese el día de la semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s