Loch Duich

Sé que he estado un tiempo desaparecida: He estado viajando, cambiándome de casa, de trabajo, incluso de aficiones, cambios cambios cambios… Y por cierto me vuelvo a ir a Chile este domingo (se avecina otro silencio en el blog)

Maria entre pintas en escocia

Pero ¡¡sigo estando viva!! (y me ha hecho mucha ilusión los mensajes que me han ido llegando de que se me echaba de menos por aquí)

Mi inspiración este tiempo ha sido reemplazada por estrés, pero ayer después de mucho meditar la encontré agazapada detrás de unas fotos de un bonito rincón del noroeste de Escocia, en las Highlands al leer en un blog sobre lo difícil que es encontrar alojamiento y transporte público en la costa noroeste escocesa.

granjas escocesas

Al Loch Duich llegamos después de atravesar el Glen Affric durante cuatro días andando. Bajo un aguacero torrencial que aquel día no cesaba, nuestra idílica idea del lugar difería mucho de la realidad. Es decir es un grandísimo lago con salida al mar donde se sitúan puntos de interés turístico como Dornie o la isla de skye, así que pensábamos que sería nuestra gran vuelta a la civilización, que habría cientos de b&b donde elegir cama calentita sin problemas.

De los mapas de montañas que teníamos sabíamos que Morvich era un parque de caravanas donde acababa el camino. Nuestro pensamiento lógico fue: si hay parque de caravanas habrá un camping. Pero estaba lloviendo mucho así que lo que queríamos era un techo firme. De todas formas jamás vimos ese aparcamiento de caravanas, es más, andando llegamos hasta el primer “pueblo” del mapa Ault a’chruinn, donde encontramos al primer ser humano y por fin preguntamos.

Shieldbrigde

Los tres pueblos enclavados en este idílico y asilvestrado paisaje son Ault a’chruinn, Shielbridge y Ratagan, y descubrimos más tarde que cada uno se reparte una de las cosas indispensables (pubs, gasolinera y supermercado respectivamente). Entre ellos se puede ir andando sin problemas pero es difícil identificarlos porque no hay ni aglomeración de casas ni nada. Todo son granjas, dispersas que se extienden por todas partes.

Ratagan

Gracias a la adorable dueña del Jaco’bite que estaba cerrando en el momento que aparecimos nos enteramos de que en Ratagan sí que había un albergue y ¡¡llamó a una amiga suya!! para que nos llevase. Pero al llegar allí (a la mismísima orilla del lago, es un lugar muy bonito) vimos que era un sitio super pequeñito donde no había habitación para todos. La misma señora nos acercó a Shieldbrige donde, al lado de la gasolinera, se encuentra el camping.

5 sisters

Allí nos aposentamos para los siguientes, e increíblemente placenteros, 3 días. No era un alojamiento ideal, llevábamos toda la ropa mojada y seguía lloviendo (acabo de describir el verano escocés). Nos metimos en los baños del camping del que éramos los únicos clientes, nos dimos una merecida ducha de 2 horas con agua caliente, tendimos todo lo que pudimos para secarlo con el secador de manos. Gracias a nuestro Légolas danés del grupo, este último día, entre los bosques de abetos estuvimos cogiendo setas (las más ricas que he tomado en mi vida super mantequillosas) que cocinamos en los baños con los hornillos.

highlands

Esta imagen puede parecer muy penosa, pero si se compara con la supervivencia en los páramos cubiertos de brezo y campos sin árboles, era un gran cambio para nosotros (las midges seguían comiéndonos vivos en el camping).

Pub

Mejoró mucho más cuando decidimos volver esa tarde andando hasta Ault a’chruinn, a su segundo pub. Un lodge al pie del lago Duich, abierto casi las 24horas que fue desde el momento inmediato que pusimos el pie nuestro hogar para esos días. Y allí nos dedicamos a conocer a los parroquianos, porque de pronto estábamos en una película costumbrista. Todos los habitantes de las granjas se pasaban por este local a tomar pintas, y nosotros éramos lo más exótico que había pasado por allí en años. Siempre estábamos metidos en conversaciones del estilo ¿y de donde decís que sois? ¿Por qué habéis llegado hasta aquí andando? ¿que habéis pasado 4 días por los pantanos? ¿que en la vida has probado el whisky (dedicada a María y a mi por el camarero)? El panorama para nosotros no era menos exótico; allí llegaban y se ponían a tocar la gaita y tambores, entraban en el bar con perros, los cazadores con caza que luego se cocinaba… Y así pasaron nuestros días entre pintas, sticky toffee pudding, haggies, venado y pollo Balmoral (Sé que la fama de la cocina típica inglesa es de inexistente, pero en serio, tanto en Inverness como en estos pueblos comimos como en nuestra vida de rico)

loch duich

Shielbridge está al pie de las 5 sisters, una cadena montañosa que pretendíamos subir hasta que el tiempo se complicó. Así que decidimos que esta caminata la dejaríamos para otra ocasión de la vida, y nos dedicamos a llanear, los momentos en los que la lluvia nos daba un respiro, entre granjas, bosques de coníferas y la orilla del lago. María iba leyendo la guía en estos paseos, contando historias de batallas jacobitas que tuvieron lugar en estas tierras. Parecía que todo seguía igual de silvestre, salvo por las ovejitas de carita negra mezcladas con ciervos y ¡¡llamas!!

Aulta'chruinn

Esta fue la parte más agradable de las vacaciones ese frío verano en las Highlands. Ni turismo de aventuras ni turismo cultural. Algo más tirando al turismo que hacías en el pueblo de tus padres de caminatas diarias y bar.

Anuncios

2 comentarios el “Loch Duich

  1. Qué bueno es leerte de nuevo!!

    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.