Maastricht

De casualidad en un mapa, era la ciudad más “grande” y a mano para pasar una noche. Pero de ella no sabíamos mucho antes de llegar, tan solo que fue donde se firmó ese famoso tratado de la Unión Europea. No me esperaba, desde luego, que resultase ser la primera ciudad de Holanda que realmente me gustó hasta la fecha (luego hice un viaje más exclusivo para conocer Holanda), y es por eso le tengo un cariño especial.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Maastricht está sorprendentemente al sur de los Países Bajos, en una esquinita. Tan pegada a Bélgica que hasta parece que tiene cierta influencia francesa. Desde luego, tiene una atmósfera especial y diferente del resto del país.

Nos alojamos en el albergue stayokay que está justo en el río Mosa (lleno de cristaleras y enorme, muy tranquilo y limpio donde además nos dieron un mapa y nos explicaron qué ver en la ciudad) Aparcamos en un gran aparcamiento que hay justo al lado (lo cierto es que fue muy sencillo aparcar, que era algo que teníamos miedo)

La ciudad está dividida en dos por el río, en lMaastricht coblestonesa orilla en la que se situaba el albergue está el casco más antiguo y medieval de la ciudad y al otro lado una ciudad más moderna.

La misma noche que llegamos nos internamos en la ciudad vieja para llegar casi por inercia al ayuntamiento (stadhuis) del siglo XV, muy interesante, sobre su fachada se estaba proyectando una animación de la historia de la ciudad, holanda y la unión Europea. Acabamos con un poco de fresco pero encantados con la suerte que habíamos tenido y conociendo bastante más la historia de lo que íbamos a ver al día siguiente.

Al día siguiente, empezamos nuestro paseo por los parques que forman el cinturón verde que rodea la muralla medieval de la ciudad antigua (muy recomendable si hace bueno) De esta forma pudimos admirar la fortificación que antaño rodeaba la ciudad. Ha dos bastiones que tienen interés histórico “Hoge Fronten” en el noroeste y el “Waldek” en el parque que lleva su nombre al suroeste. Estas murallas, junto con los pasillos subterráneos están a veces abiertos al público. Recorriéndolos yo me imaginaba lo que debía haber sido atacar este fuerte, ya que las paredes interiores del bastión siguen llenas de armas listas para atacar.

Stadhuis Maastricht

Luego nos metimos a callejear a lo largo de estrechas y deslumbrantes calles adoquinadas, para admirar las elegantes casas de los siglos XVI y XVII, maravillosamente decoradas con colores vivos pintados y ventanas con flores. Con ellas conviven construcciones romanas y torres, paredes y puertas medievales.

Hay varias plazas en el centro de la ciudad, cada una de las cuales vale la pena visitar. Pasando por la puerta principal de la ciudad adornada con dos torreones, llegamos a Onze Lieuwe Vrouweplein, la plaza más popular. La Basílica medieval que está a su lado tiene una pequeña capilla con una enorme virgen dorada. De aquí al ayuntamiento se llega rápidamente todo recto. En la plaza del ayuntamiento, una vez a la luz del día, lo que más nos llamó la atención fueron las estatuas que hay.

Vrijthof Maastricht

Otra plaza que hay que visitar es Vrijthof, un lugar rodeado de árboles y terrazas. En ella se puede disfrutar del skyline más conocido de Maastricht, con las basilicas de Sint-Janskerk y San Servaaskerk (la más antigua de Holanda), y la casa

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

de la guardia “Militaire Hoofdwacht”. A partir de este punto, ya veréis que todo se vuelve una gran zona comercial con mucho ajetreo, en la que se pueden distinguir algunas perlitas arquitectonicas escondidas como el Dinghuis (donde por cierto está la oficina de información y turismo) o el begijnhof (ya sabeis que soy super fan).

Por desgracia no tuvimos mucho más tiempo para cruzar el Mosa y descubrir la parte mas moderna de la ciudad pero creo que nos llevamos un buen sabor de la ciudad. Definitivamente pondría Maastricht en un puesto alto de la lista de lugares a visitar cuando se esté en Benelux o Alemania. Está entre los mejores cuando se trata de mezclar lo nuevo y lo viejo en una hermosa gama de historia y el color.

 

Anuncios

2 comentarios el “Maastricht

  1. Fabian dice:

    Estás activa de nuevo! qué buena noticia!

    • Pero qué rapidez!!!! si al final me he vuelto a animar, todo el mundo me lo reclamaba, pronto volveré a tener mi propio dominio de nuevo, a ver como lo compagino con trabajo, casa y chuche…
      He empezado con el viajecito que nos hicimos por las abadías wallonas ;) que fue super bonito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s