Viajar con niños (0-2 años)

Las entradas siguen sin estar en orden y seguiréis encontrando viajes chuchehechos de solterita loca con estos que señalaré con este simbolito tan mono (los encontraréis bajo la etiqueta de niños)

caminata en gredosViajar con niños es un debate entre Alfo y yo (sip, Alfo que ya ha salido en algún viaje es el padre de la chuche). Un niño cambia muchas cosas y entre ellas la forma de viajar. Alfo es de la opinión de que hasta que tengan 5-6 años, como no se enteran de nada, no merece la pena trastocarles la vida con algo que no les va a llenar sino más bien aburrir, y es mejor ir a la playa y no complicarse. Yo por mi parte, siendo plenamente consciente de que los viajes tienen que ser modificados y tener aliciente para niños, creo que tenemos que compatibilizarlo de alguna manera (me cuesta mucho pensar que durante 5 años tenemos que despedirnos de viajar, la verdad). Al final nos hemos mudado a Finlandia así que hemos tomado la opción de “No nos queda más remedio”.

caminata en la veraAquí pretendemos compartir ideas/consejos que a nosotros nos han funcionado. Para empezar un niño cambia mucho con la edad, por eso iré actualizando la entrada con el tiempo. Y para continuar, todos sabréis que cada niño es un mundo. Aquí voy a explicar como es la chuche para que entendáis qué cosas nos han servido con ella (mi primer consejo, de hecho, sería que observéis a vuestro hijo y penséis qué cosas se adaptarían a él). Otro punto importante que se tiene que tener en cuenta y que cambiará con el tiempo es que los niños se habitúan. Si están habituados a viajar se adaptarán mejor que si es la primera vez.

La chuche ADORA comer, a los 6 meses se lanzó con los brazos abiertos a un mundo lleno de texturas y sabores, así que a la hora de salir de casa come lo que nosotros en cualquier sitio. Peeero le puede la curiosidad, desde que pasó del cuco a la silla ha sido imposible que duerma en el carro (como hijos de otros amigos hacen) Siente que algo se está perdiendo de lo que pasa en el universo y le cuesta un montón dormirse (y también echar la siesta) pero está cansada y no se siente agusto. Así que el tema de dormir es algo en lo que alfo y yo echamos tiempo. Viviendo en Finlandia, en la guardería la tienen dos horas al día correteando por el bosque (llueva, nieve o haga viento, que siempre lo hace, solo no les sacan si hace por debajo de -15ºC) Esto es importante porque está habituada a salir al campo, andar, a la nieve y al frío.

0-1 año

Alcalá de HenaresSinceramente creo que es la mejor época si pretendéis viajar, para así quitaros el miedo y la pereza (sobre todo la pereza que es lo que ocurre con los niños, todo se vuelve un poco más difícil y caotico). Existe un antes y un después en un niño y es ANDAR. Aquí dependen completamente de tí, solo necesitas una buena mochilita porteadora (en casa nosotros la bautizamos con el nombre de marsupio) que los bebes disfrutan mucho. El bebe no necesita tantas cosas, no os volvaís locos: La comida (en nuestro caso sus adoradas tetitas iban conmigo, o agua y leche de formula que junto con los pañales venden en todas partes, no hace falta ir hiper-cargado) y un sitio para dormir, como no se mueven tanto se pueden improvisar (nosotros teníamos entonces cuna de viaje). No hace falta nada más, en serio, juguetes no hace falta porque se entretienen con cualquier cosa, es muy fácil distraerles.

1-2 años

Marques de riscalCon los primeros pasos se abren camino en su independencia y crecen sus necesidades: no quieren estar todo el rato a cuestas, necesitan deambular (a su ritmo y en la dirección que ellos elijan, para que disfruten no se les puede imponer) y necesitan sus ratos largos de parque. También notamos que empieza a querer comer sola, vestirse sola, elegir cosas, y montar numeritos cuando quiere algo (está viviendo una adolescencia de bebé a niño). En casa poco a poco aprenderemos a gestionar las rabietas pero sabemos que en público tenemos la presión social! (mucho ánimo).

A esta edad, como el marsupio ya se le quedaba pequeño porque no podía moverse hicimos un upgrade a una mochila de montaña para llevar bebes que también le encanta. Principalmente la usamos para el campo (que en Finlandia hay mucho) pero tenemos unos amigos que también lo usan para ciudad. En cuanto a la alimentación, gracias al amor de la chuche por todo lo que se pueda comer, la cosa nos ha sido facil, pero para mucha gente es necesario salir siempre de casa con el preparado que sabes que el niño se tomará donde sea.

caminata en gredos

Como líneas generales de lo vivido hasta ahora resaltaría:

  • Destino: obviamente si has tomado la decisión de viajar con niños más allá de la playa es que estás dispuesto a salir de la zona de confort; pero eso no quiere decir que lo más indicado sea recorrer Ecuador en autocar. Con niños tan pequeños el rango de destinos en los que disfrutar del viaje y hacerles disfrutar a ellos no es muy grande y hay que elegir bien.
  • Alojamiento: lo mejor es ir de apartamento/casa rural o similar si es posible. Estás más a tu aire, tienes la sensación de que no molestas a más gente si viene una mala noche y te puedes adecuar mejor a las comidas/horarios del niño (por ejemplo si tu hijo es de purés, llegas haces una olla y luego ya vas tirando de ellos el resto del viaje)

Faunia

  • Tiempo: Antes de expatriarnos nos contaba un compañero de trabajo de Alfo que estuvieron 15 dias en Nueva York con la niña de año y medio, por las mañanas turismo, por las tardes parque -toodas las tardes-. En 15 días si vas sin niños te da tiempo a hacer miles de cosas, con un niño no seas ambicioso porque te frustrarás, tendrás que hacer más parones, dedicar tiempo a otras cosas, no podrás abarcar tanto turismo.
  • Planificación: No puedes llegar a una ciudad sin saber donde dormirás y ¡ey mira esos disfrazados de época vamos a seguirles a ver qué es!. Mira antes cosas, planea poco tiempo de turismo yyyy deja tiempo de parque/atracciones/animalitos/actividades/pintar/jugar.

porvoo

  • Horarios: Sabemos que es dificil pero, planifica todo para respetar sus horarios. A un niño le gusta ver siempre la misma película porque sabe lo que va a pasar, nosotros le estamos ofreciendo un desconectar de la rutina que es un placer adulto que no va a entender ni compartir (los niños de los viajes disfrutan de otras cosas no de la novedad). Nada de “bueno ya desayunamos bien y comeremos tarde” eso solo va a conseguir un ambiente hostil, al menos que el bebe coma y duerma a sus horas.
  • Anticipación: Está muy bien irles contando lo que va a pasar, como son muy pequeños tienes que contárselo justo unos minutos antes de que vaya a pasar en en el aeropuertoplan “ahora vamos a ver un barco ohhh! ¿sabes? un barco va por encima del agua!!! y nos vamos a subir, ¿quieres subirte?” y no decir cosas como “mañana vamos a ver un reno” porque no tienen ese concepto de tiempo aún y les vas a provocar ganas de algo que no va a pasar todavía.

Y por último lo mejor, la mayoría de niños que conocemos son madrugadores por naturaleza. Llegaréis a los lugares más turísticos cuando la gente aún se está desperezando en el hotel, y para cuando empiecen a masificarse estaréis ya placidamente acomodados en un café.

Huilohuilo

En realidad no suelo publicar este tipo de entrada, en general me limito a comentar brevemente dónde me alojé y si me gustó o no. Pero creo que en este caso puede abrir un interesante debate, sobre todo por los sentimientos contradictorios que a todos nos quedaron de este lugar.

Volcán Mocho

Huilohuilo es una reserva privada en la región de los lagos, a los pies del volcán Mocho Choshuenco. Para llegar hasta allí hay que ir al lago Panguipulli (un sitio espectacular, aunque ya había anochecido paramos el coche) A partir de aquí sale una pista de tierra hasta el pequeño pueblo de Neltume (esa misma noche en este camino pinchamos una de las ruedas del todoterreno) Justo pasado Neltume, empieza la reserva. Los sitios para alojarse se encuentran a lo largo del camino hasta Puerto Fuy donde se coge el ferry que atraviesa el lago Pirehueico hasta Argentina.

lago Panguipulli

Los lugares para alojarse de la reserva son, construcciones con diseños expectaculares de cuento. Además el año que fuimos acababan de ganar un premio mundial de sostenibilidad ecológica. Sus joyas son el baobab spa (al que le han cambiado el nombre por Nothofagus) donde estuvimos pero no alojados, y justo al lado el pequeñito pero moniiiisimo lodge de la montaña mágica (parece grande en las fotos pero es muy pequeñito). He comprobado los precios y veo que los han bajado muuuchoo (cumpliéndose mis perspectivas para el lugar) ahora están por 150$ la noche pero el año en el que fuimos rondaban los 3baobab spa00$-500$. Pero descubrimos que no era un sitio exclusivo y que tenían alojamientos bonitos y especiales para todos los rangos de precios, así que nos decantamos por el canopy village. Es más tengo que añadir que elegimos ir a Huilohuilo porque a todos nos gustaba mucho además la idea de un alojamiento sostenible.

Ese día salimos tarde de Ancud así que llamamos para informar que llegaríamos tarde. Nos dijeron que no pasaba nada, que podríamos llegar a cualquier hora, que fuéramos al spa y desde allí nos atenderían. Así hicimos, una hora después seguía la recepcionista intentando contactar con la mucama del canopy village. Nos dijeron que estaba avisada, llamaron al guarda para que fuese a despertarla, el guarda dijo que este episodio ya se había repetido varias veces que habría que hablar con su superiora… Al principio aprovechamos para estar por el spa (ir al bar, al baño, quedarnos con la boca abierta…) pero estábamos muy cansados, queríamos canopy villagedescansar y nos tenían allí esperando. Al final el guarda nos llevó hasta el canopy village, la mucama estaba recién levantada y super enfadada. Nos dijo que la habían avisado pero que no le pagaban para eso. Imaginaros nuestra cara, cansados y encima echándonos una regañina por algo que no era culpa nuestra (le dijimos que habíamos llamado y que nos contestaron que no habría ningún problema)

El alojamiento muy justito (bueno pero esto no entra dentro de mi principal motivo de queja) Lo surrealista es que la luz se había ido. Nadie nos avisó ni nos dio ninguna explicación. ¡El frío que pasamos sin calefacción! y ¡nos tuvimos que duchar a oscuras! Nos sentimos como huéspedes de segunda categoría. Yo he estado en lugares baratos, incluso cutres pero nunca, nunca jamás me habían tratado TAN mal.

Así que mientras que los chicos se fueron a Neltume a vulcanizar la rueda, nosotras fuimos a poner una reclamación.

canopy village

No tienen hojas de reclamaciones. Puedes escribir en el libro de visitas.

El número de quejas era asombroso, y no solo del canopy village (que todos escribían lo mismo, la sensación de ser clientes de segunda categoría), sino también muchas quejas de los super lodges. Y leyéndolas poco a poco se dejaba entrever el motivo principal, la reserva será muy eco-sostenible pero poco humanitaria. El sueldo de los empleados debe de ser demasiado mínimo y muchos usan a los clientes para quejarse por ellos.

Neltume

Momentos más tarde aprendimos cómo funciona la reserva. En resumen es un macro parque de atracciones con una política agresiva al más puro estilo estadounidense (con puertas a lo Jurassic Park incluidas) Hay que pagar por absolutamente todo, aunque hayas estado alojado dentro. Lo único es que si te has alojado puedes “comprar” una pulserita que te hace un ligero descuento en las actividades (imaginaros las reclamaciones de los que gastaban 300$ la noche encima tener que pagar por cada caminata del parque) Aquí nos encontramos con otra forma de actuar, disuadir al cliente de que gaste dinero que solo va a reportar a la empresa. El chico nos dijo que nos colásemos en el canopy village de nuevo que allí teníamos el criadero de jabalíes y ciervos y el museo de los volcanes (que nos informó no merecía la pena)

criadero de ciervos y jabalis

Volvimos a pasar por las puertas a lo jurassic park y estuvimos buscando los animalitos, que como vaticinamos no aparecieron porque sabiendo un poco de hábitos en la naturaleza, ciervos y jabalíes son animales vespertinos (bien que les habíamos oido durante la noche eso sí). De hecho parafraseábamos la película riéndonos “¿Y cree usted señor Hammond que se verán animales en su parque de animales?

Hacia Puerto Fuy (que nos acercamos porque los paisajes son impresionantes) tienen montado hasta una fábrica de cerveza y un “mercadillo artesano” que tiene una pinta de ser una tienda de souvernirs super fake. Luego volvimos a Neltume, donde está la otra parte de la reserva sin atracciones, para hacer rutas a pie. Solo pagamos por el sendero del Truful porque la chica de la entrada dijo que solo pagásemos una que total ella no iba a poder comprobar si hacíamos luego la del salto del Huilohuilo o no (Misma actuación, si la empresa no cuida de los trabajadores, para qué se van a preocupar ellos por la empresa)

puerto fuy

Que yo no digo que no haya que pagar, porque el negocio está montado para ganar dinero y los senderos y bosques hay que mantenerlos ¿pero por cada caminata que hagas? eso es excesivo (ojo que hablo de las caminatas por tu cuenta y no de las atracciones que tienen montadas). Funcionaría mejor pagando una entrada en plan parque natural.

Mi reflexión final… Fueron los paisajes más bonitos del viaje. ¿Recomendaría ir a huilohuilo? creo que sí, pero recomendaría que se alojasen en el pequeño pueblo de Neltume. Un pueblo de cuatro casas estilo far far west, donde hay cabañas y varios tipos de alojamiento.

senderos huilohuilo

¿Tiene futuro una reserva privada como Huilohuilo en un país como Chile? Es un país que es un parque natural tras otro, así que disfrutar del bosque templado patagónico es relativamente sencillo, lo que quiero decir es un sistio muy muy bonito, pero no el único. Por otra parte, su política de desarrollo sostenible falla y mucho en el lado humano y está montado como un negocio muy agresivo. En un país como Chile que ya de por sí se paga poco a los trabajadores en la hostelería esto puede hacer que el negocio falle. En su día le pronostiqué 5 años más si siguen con esta mala política.

Un accidentado viaje a la Umbría

Con esta simpática anécdota pretendía ilustraros un poco sobre cómo funciona el sistema ferroviario en Italia, que puede parecer un tanto misterioso si no se conoce.

Habitacion con vistas

Yo vivía en Roma por aquella época en el piso de Ravi, una maestra yogi. Me vinieron a visitar dos amigas y decidimos pasar el fin de semana en la Umbría, región que las tres desconocíamos. Por otra parte, ese fin de semana se celebraba la meditación tántrica (desconozco exáctamente por qué ese fin de semana) El caso es que era algo importante, al parecer, y el centro de yoga no podía albergar a todo el mundo. Así que Ravi accedió a que se hospedase en nuestra casa una americana importante, experta en masaje tántrico. Pero Ravi tenía que irse a dar un curso a Bolonia de kundalini (cosa que  recuerdo le molestaba porque al parecer no habían tenido en cuenta ese fin de semana de meditación tántrica que era importante)

Bien, nuestra casa era una casa realmente preciosa. Todo era antiguo, muebles en plan anticuario, vajilla, cocina estilo siglo pasado pero de gas… todo estaba sacado de un anticuario, cuidado y mimado. Y esta americana resultó ser de otro planeta. No sabía usar cocinas que no fuesen eléctricas, ni el horno de gas, los grifos antiguos, las cisternas antiguas… Mis amigas estuvieron la semana cuidando de que esta Rompetechos no acabase con la casa y los muebles.

Cocina

El problema es que llegó el fin de semana y se iba a quedar sola en la casa (yo pensé que saldría ardiendo) Nos despertamos pronto el sábado y mientras mis amigas se duchaban y desayunaban yo hacía mi maleta. No habíamos comprado los billetes antes porque yo estaba acostumbrada a sacarlos en las máquinas de la estación y sabía que lo podíamos hacer minutos antes de que saliese el tren.

Pero cuando me tocó mi turno de baño me contaron que la americana había roto un grifo (ambas lo habían intentado arreglar antes y por eso no me dijeron nada) No podía cortar el agua e irme porque estoy segura de que entonces la americana no sabría lo que pasaba y estaba descartado que se le ocurriese buscar la llave del agua para usarla. Así que mandé a mis dos amigas al tren a comprar los billetes mientras sacaba todas las herramientas de fontanería.

01011275

En menos de 10 minutos arreglé el grifo, recogí todo el desayuno (que con las prisas había quedado) y terminé mi maleta. Corriendo llegué a Termini despeinada con mi maleta en una mano y la llave inglesa en otra, justo cuando el tren a Foglino iba a partir. Allí estaban Lidia y Guada con cara de perplejidad frente a una de las máquinas. No sabían cómo usarla y las ventanillas donde atendían tenían unas colas kilométricas. Así que perdimos el tren.

Estas máquinas, que seguro que os habréis encontrado en Fumicino al aterrizar en Roma, en realidad funcionan como página web pero con un rodillo y una pantalla poco amigable. Con el rodillo eliges la salida y la llegada. Lo que ocurre es que en la primera pantalla te pone los destinos más habituales pero puedes elegir la letra por la que empieza tu estación y girar el rodillo hasta encontrarla. Entonces pulsas el rodillo para elegirla.

Opciones de trayecto

Luego lo que hace es que te muestra todos los horarios y las posibles combinaciones de trenes para llegar, exactamente igual que la página de trenitalia.

Hay tres tipos de trenes, los frecce de alta velocidad (y cuidado al usar la web porque hay que pinchar en la pestaña de tuti i treni sino solo realizará la búsqueda en los frecce), los intercity (IC) y los regionales. En los dos primeros hay que elegir asiento (son más rápidos y más caros) Pero en los regionales, si estáis usando internet desde otro país, os puede llegar a poner que no están disponibles para reservar. Solo se pueden comprar en las estaciones italianas y SIEMPRE hay billetes, porque el asiento no está garantizado.

Dibujo2

Para este viaje, que era de unas cuantas horas hasta Perugia, el primer tren que cogimos estaba TAN lleno que tuvimos suerte de poder sentarnos en el suelo en las puertas del tren. Una chica que iba de pié se desmayó del agobio.

El caso es que seleccionas el trayecto que más te convenga con el rodillo. Primero el de ida y luego el de vuelta (andata e ritorno) y se puede pagar con tarjeta o billetes. Es mucho más rápido que la taquilla y te dan todos los billetes que necesitas por separado (si tienes que hacer varios trasbordos)

En los trenes regionales hay que validar el billete en una de las máquinas antes de montarse (porque el billete no tiene fecha, lo puedes usar cualquier día) Y suelen pasar varios revisores poniendo multas. Pero en los frecca y los intercity no es necesario ya que tú tienes tu asiento asignado previamente.

Dibujo3

Tienes que asegurarte bien, usando internet o un mapa, de cual es la línea de tren que estas cogiendo y no solo la parada en la que debes bajarte o hacer trasbordo. En la estación no aparecen las paradas que hace el tren, sino solo su destino final. Puedes pasarte horas en Florencia buscando el tren a Pisa, si no sabes que el que tienes que coger es el que va a Livorno.

La página de trenitalia tiene otra poderosa herramienta útil. Son constantes las quejas de los italianos sobre su transporte público. Yo que normalmente lo cogía todos los días a Tor Vergata no ví retrasos mayores de 10 minutos pero un día estuve esperando hora y media. Para hacer esto más llevadero, si pones el trayecto que quieres hacer en internet, te saldrá todo el horario del tren y al lado de la hora el número del tren. Usando ese número, en la casilla de viaggiatreno, abajo a la izquierda, puede saber exactamente en qué parada se encuentra en el momento que lo consultes.

Cruzar los Andes por el paso de los libertadores

Hace unas semanas crucé eCarretera 1n coche uno de los pasos en la cordillera de los Andes. Fueron tantas las peripecias de este viaje que todos mis compañeros sentenciaron que debían ser narradas en el blog. Aprovecho de esta forma para daros cierta información MUY necesaria que no encontré en la red.

Para empezar, en la página del ministerio se informa de que el carnet de conducir español es válido en Chile. Pero ¿Se puede conducir con un permiso español en Argentina?

Busqué en foros de internet encontrando información  MUY contradictoria. La página de la DGT tampoco aportaba nada; “el permiso español es válido temporalmente en Europa y en países que adoptaron los convenios de Ginebra o Viena”  pero no especifican qué países entran en esos convenios. Cuando ya estaba rellenando la solicitud de un permiso internacional encontré una pagina del consulado argentino con un enlace al BOE de 2002:

“la República Argentina y el Reino de España reconocen recíprocamente los permisos de conducir, por lo que el titular está autorizado a conducir temporalmente en el territorio de los mismos”

Carretera 2

Luego NO es necesario el carnet internacional, estando de turismo me valió con el español. Pero si te quedases a vivir tienes que convalidarlo (al igual que te pasaría en Suiza, Francia o Italia).

Lo que sí hizo falta, que miraron mucho y que tuvo que hacer Elise, que fue la persona que me prestó el coche, fue un poder ante notario para poder cruzar con el vehículo. Por último, tuvimos que sacar unos días antes un seguro especial para Argentina (cosas de Chile, hubo varíos accidentes en la cordillera muy MUY feos, así que es obligatorio contratar por días un seguro a terceros) Si alquiláis un coche, tenéis que avisar si pensabais cruzar la frontera para que os hagan el seguro y los papeles necesarios.

Paso de los libertadores

Salimos de Santiago a las 10 de la mañana camino a Los Andes, pueblo que hay antes del paso de los libertadores. Cuando estábamos a punto de dejar la autopista Isra se puso muy muy serio (tuvo que ponerse muy serio para que le tomásemos en cuenta porque creiamos que era uno de sus chistes) y dijo “¡el pasaporte!” Dimos media vuelta.

Habíamos perdido el día. Alfo tuvo la idea de llamar al hotel en el que nos alojaríamos y aunque hicimos la reserva con booking, el dueño super atento, nos la cambió de día sin cargo alguno. Así que desde Santiago, decidimos ir a comer a Valparaíso y pasar la tarde.

Eran las 11 de la noche cuando volvimos a cenar a casa de Elise y nos dijo “¿os apetece ir ahora a la frontera, o mejor a las 3 de la mañana?” (De nuevo pensamos que era un chiste) Su madre había llamado porque se había enterado de que el paso de los libertadores estaba cortado por obras.

El caso es que la frontera de Chile a Argentina solo estaba abierta de 21:00 a 7:00  mientras que de Argentina a Chile desde las 9:00 hasta las 19:00. El que se nos hubiese olvidado un pasaporte nos ahorró la cara de tontos que se nos habría quedado al llegar al paso, y encima pudimos aprovechar el día. Pero eso no arreglaba la situación surrealista de: qué hacer entonces. Al final decidimos dormir algo y levantarnos a las 3 de la mañana para cruzar por la noche la cordillera. Me hizo gracia, porque antes de salir de viaje, lo que nos recomendaba todo el mundo, era que bajo ningún concepto cruzásemos los Andes por la noche, que era muy peligroso.

El camino lo hicimos en unas 2 horas, incluidas las intrincadas curvas que escalan la montaña, sin ningún camión y prácticamente solos. Aunque hubo que sumar media hora que estuvimos parados porque los camiones de la obra se tenían que desplazar por el único carril abierto.

Haciendo amigos

Pero el llegar hasta el paso de los libertadores fue completamente angustioso. En la autopista, antes de llegar al primer peaje de Colina, encontramos una gasolinera que estaba cargando combustible así que no nos dejaron repostar. Según avanzábamos, encontrar gasolineras a las 4 de la mañana abiertas en Chile parecía imposible. Como no nos atrevíamos a subir la cordillera sin el depósito lleno, nos salimos a Los Andes hasta que localizamos una (aunque nos dijeron que a 50km de la frontera había una, y efectivamente estaba abierta, pero no quisimos arriesgarnos)

Pagamos el peaje en el lado de Chile y la carretera empezó a subir a oscuras por las 25 curvas cerradas que llevan hasta la cima. En muchas zonas no había ni siquiera carretera y había que ir por el arcén de ripio.

Paso de los libertadores

Al llegar a lo alto en una garita un carabinero nos pidió únicamente el seguro del coche. Lo examinó y nos dio un trocito de papel mugriento sellado que casi perdemos. Pues ese papelito que es solo un trocito de papel, sin nada escrito, es importantísimo. Pasamos el túnel del Cristo redentor y llegamos a la aduana, donde pasamos por 4 garitas (2 de Chile y 2 argentinas) hasta que todos los papeles estuvieron sellados (incluido el pequeño trocito de papel mugriento) Pasado Puente del Inca, hay un control de la gendarmería donde me pidieron el papelito mugriento para poder continuar.

La vuelta a Chile también fue tremenda. En Uspallata nos avisaron que si el tráfico era alto cerraban el paso allí mismo a las 17:00. Salimos con tiempo, llegamos a las 18:00 al peaje que hay en el lado argentino, antes del túnel del Cristo redentor. Los gendarmes me dejaron pasar, pero ya estaban cortando el paso.

Curvas del paso de los libertadores

En la frontera me dijeron que era el último coche, pero que el galpón estaba lleno, así que si no entraba dentro antes de las 19:00 nos quedaríamos fuera a pasar la noche. Creo que me metieron miedo a propósito porque dos minutos después ya estaba yo dentro aparcada y haciendo los trámites fronterizos.

Al pasar a Chile, (cosa que no se hace para ir a Argentina) tuvimos que declarar no llevar nada vegetal ni animal, al igual que cuando llegas en avión, y nos revisaron todo el coche. Ya sabíamos que iba a pasar, pero mi abuela me había pedido una hoja de los viñedos y por suerte no encontraron. Fue un trámite muy rápido y salimos antes que otros coches.

Atasco en el paso

Cinco segundos después  estábamos parados. Un camión había volcado en las famosas curvas. Kilómetros y kilómetros de camiones detenidos durante horas. Solo había un carril y por él tenían que remolcar al camión averiado. Aprovechamos para hacer amigos mientras que atardecía en las montañas y nos intentábamos comunicar con la familia que en Santiago nos esperaba para cenar.

El problema fue que cuando se abrió al tráfico, la cola de camiones era inmensa e imposible de adelantar puesto que al llegar a la zona de dos carriles, miles de camiones y coches estaban detenidos en el otro carril esperando para pasar hacia Argentina cuando abriese ese lado de la frontera.

Unos camioneros muy majos que Alfo había conocido nos dijeron con sorprendente exactitud que llegaríamos sobre las 23:00 a Santiago.

Viajando a la Francia profunda (la Réunion)

Organizar el viaje a la isla de la Réunion fue muy sencillo: comprar billetes de Paris a Saint Denis de la Réunion, y alquilar un apartamento en La Saline-Les Bains. Era un apartamento playero donde pasamos todos los días, con dos dormitorios, cocina, un baño muy pequeñín, piscina y una gran terraza. Se podría decir que cómodo y muy correcto.

indien

Pero el número de preguntas, antes y después del viaje, ha sido tal cantidad que no podía empezar a contaros mis aventuras sin compartir cosas MUY básicas, que os ayudarán si algún día os animáis a ir.

1) ¿a la Réunion?

En general la primera pregunta era “¡ah! ¿pero que te vas por trabajo?” (si, ésta fue la más preguntada) o “¿Y donde está?” Solo algunos pocos se acercaban un poco diciendo tímidamente “¿eso no está en las antillas francesas?

Maido

La isla de la Réunion pertenece a Francia, es más es uno de sus départements d’outre mer. Pero no está en las antillas, es una de las islas Mascareñas en el océano Índico. María, antes del viaje, desarrolló la perversión de contestar con un mapa de google con mucho zoom (ves muchos nombres de ciudades en francés), para que la gente tuviese que reducir aumentos y se llevase una sorpresa al ver Madagascar.

2) ¿y vais con el dni?

Pertenecer a las regiones de ultramar francesas implica ser territorio ultra periférico de la unión europea (salvo en el caso de la Mayotte) Por lo tanto si eres ciudadano de algún país de la unión europea, no necesitas ni pasaporte, ni visado para viajar. “¿Pero seguro?” Si, es idéntico que las Canarias a España, las Azores a Portugal, Groenlandida a Dinamarca… etc

Langevin

3) ¿y las vacunas?

Cuando se exige cartilla de vacunación es, sobre todo, porque existen enfermedades que no se han erradicado como en otras partes, por ejemplo la fiebre amarilla. Ahora, teniendo en cuenta de que los habitantes de la Réunion son franceses, si en la Réunion no se hubiesen erradicado este tipo de enfermedades ¡Habría que pedir cartilla de vacunación a todos los franceses! Solo tenéis que consultar esta página del ministerio.

casas coloniales

4) ¿y la malaria?

No conozco ninguna isla tropical sin mosquitos, así que, sí hay un montón y os acribillarán.

Contra la malaria ya sabréis que no hay vacuna. Al estar en una zona tropical es una zona calificada de riesgo medio/bajo. No es necesario tomar medicamentos para el paludismo, lo que si que hay que tener es, cuidado con los mosquitos. Y no solo por la malaria, aquí transmiten otra enfermedad llamada chikungunya (ésto no se lo conté a mi madre que ya bastante obsesionada estaba con la malaria)

bosque de tamarindos

A mi, que nunca me pica nada, me dejaron como un colador en dos días (a Maria y la chunga nada ni un solo puntito) Así que fui a la farmacia a comprar repelente que funcionó a la perfección. En cuanto se quedaron sin su principal fuente de alimento empezaron a picar a las demás. Ninguna enfermó.

5) ¿Hay tiburones?

Si hay. Según ellos tienen un problema con los tiburones (personalmente creo que exageran). Después de los mosquitos es el siguiente bicho peligroso de la isla. Y ya… aquí antes de que los franceses llegaran no había nada, ni humanos ni otros bichos, solo dodos… que se extinguieron porque hasta entonces habían vivido sin depredadores.

ocean indien

6) ¿cuanto costó el billete?

Existe una compañía low cost: Corsair, y pronto habrá otra, que vuelan desde París. Pero teniendo en cuenta que las tasas del aeropuerto de la Réunion son 300€ calculad como mínimo 700€ (que es lo que me costó)

Son 11 horas de viaje, y Corsair se ganó el premio a la compañía en la que he volado, con menos espacio entre asientos.

Otra recomendación importante para esta compañía es que preparéis 3-4 horas mínimo para cambiaros de avión. Los aviones de Corsair son enormes, y su rapidez para sacar las maletas escasa. Estuve 2 horas en Paris esperando maletas, pero como la chunga ya perdió su vuelta a Madrid otra vez que voló con la misma compañía ya nos lo teníamos estudiado.

Cirque Salazie

7) ¿Pero cómo no fuisteis a otros sitios en 10 días?

Pregunta que me sorprende, en Isla de Pascua, que es la décima parte de esta isla, estuve 8 días muy completos. En la Réunion pasamos 11 días, de allí no nos movimos. Obviamente a Madagascar no íbamos a ir, ese será otro viaje. Pero en un principio sí que nos planteamos pasar 6 días en La Réunion (ver lo fundamental) y unos 4 en isla Mauricio. Solo que teníamos allí un amigo que cogió vacaciones para estar con nosotras. De la misma forma os comento que en esos 10 días no paramos de hacer cosas y ver sitios. Fue turismo muy activo, todos los días saliendo de casa a las 7 de la mañana y casi nada de estar en la playa tumbado al sol.

Dodos

Turismo cultural, la verdad es que más bien poco, pero naturaleza… Si te gusta la montaña o cualquier deporte de aventuras, 10 días se te van a quedar MUY justitos.

8) ¿Como moverse?

Pues tampoco conozco ninguna isla de estas dimensiones dónde no sea necesario un coche. El transporte público son autobuses franceses… (es decir inexistente) Nosotros teníamos coche propio, pero en caso de necesidad es como alquilar un coche en Francia.

Piñas

9) Pros y contras

El lado bueno es que ES Francia, para todo (idea que os he intentado transmitir) Lo que quiere decir que todo son facilidades, no falta de nada, las carreteras son buenas, en cualquier lugar tienes un cajero o una farmacia, la gente no vive para servir a turistas, existe un nivel de vida similar al tuyo, no hay problemas con el agua, todo está muy cuidado… etc

La contra sería lo mismo ES Francia. Hay un paisaje maravilloso, tropical pero no te sientes muy lejos, todo es muy francés de hecho. Pero no me entendáis mal, lo único que quiero decir con esto es: si buscáis empaparos de una muy cultura diferente en un ambiente exótico, aquí no lo encontraréis.

Saline les bains

Mi top 10

El otro día alfo me dijo, siempre hablas de él pero nunca dices cual es…

Anakena (Isla de Pascua)

Decir cuales son los 10 mejores lugares donde has estado conlleva cierta responsabilidad. Cuando un lugar te gusta o no, es muy subjetivo y depende de muchos factores. Sino que le pregunten a la chunga su opinión de Toulouse donde estuvo a punto de morir o a alfo que es un enamorado de Amsterdam, sobre la capital holandesa, en la que habrá estado miles de veces. Si me preguntáis a mi, la primera es una ciudad agradable que si os surge en el camino ¿porqué no? y la segunda siempre recomiendo que intente evitarse.

Londres (trafalgar Square)

Desde luego con el tiempo, no descarto que esta lista sufrirá modificaciones, siempre se conocen lugares más y más sorprendentes. No están en ningún orden en concreto después de mucho meditarlo no puedo ponerlos en un orden determinado de importancia:

Eslovenia; La primera vez que fuí puedo asegurar que no tenía ni idea de lo que me iba a encontrar. Desde entonces siempre se la recomiendo a todo el mundo cuando me preguntan alguna sugerencia para unas vacaciones. Es un pequeño país que tiene muchos contrastes desde grandes montañas, hasta el más puro mediterráneo pasando por el paisaje centroeuropeo.

Chile, Chile es otro país del que jamás me hice ninguna idea previa y por lo tanto todo fue asombro y descubrimiento desde el primer momento, me encantó. Hace poco me pregunto la chunga “¿pero piensas ir a Chile todos los años?”  Algo que tiene desde desiertos hasta casi tocar la antartida es enorme. Sé que aún me quedan un par de viajes para descubrirlo a fondo.

Bled (Eslovenia)

Como os imaginaréis y quizás habréis experimentado, hacerse una idea previa demasiado buena puede ser decepcionante. Sin embargo cuento con otros lugares que entre otras cosas los adoro porque son tal cual me los imaginé. También puede ser que la práctica viajera haga que sepas con más exactitud qué es lo que te vas a encontrar.

Estambul

Venecia es uno de ellos. Había oído todos los comentarios al respecto: que estaba sucia (solo hace falta un viaje previo a cualquier ciudad italiana para saber que son sucias), que huele mal (es un pantano ¿que te esperas?)… etc. En fin llegué y encontré la ciudad “romántica” que me había imaginado. Romántica (hay que tener cuidado con este término yo lo uso en su sentido  más decimonónico) como en mis miles de novelas góticas con sus esqueletos e iglesias llenas de humedades, sus antiguos palacetes a punto de caerse desconchados y gótica toda ella, muy gótica.

Pan de azucar

Estambul es otra de estas ciudades. Yo vivía enamorada de Estambul antes de llegar. Hasta tal punto que tuve miedo de haber puesto muy altas mis expectativas. Pero la ciudad quería enamorarme y yo dejarme enamorar, fue exactamente lo que me esperaba de ella.

Pero existe otro tipo de categoría. Moscú era una ciudad que estaba firmemente convencida, antes de partir, que no me gustaría. Enorme, fría (era marzo) y mi experiencia con ciudades ex-soviéticas no había sido buena. No encontré ni en Berlín ni en Budapest, ese “aire decadente” que dicen que engancha. Adoro Moscú no veo el momento de volver, alli encontré el aire decadente de los edificios soviéticos junto a alguno de los lugares más bonitos del mundo que haya visto, os lo aseguro.

Moscu

También tengo esa ciudad fetiche que no es que te guste por el turismo, ni porque sea bonita o fea, sino porque te gusta vivirla. Para algunos de mis amigos es Amsterdam, para otros Berlin, otros Nueva York… Para mi, es Londres. Tengo una adicción a la que nunca puedo decir que no. Cuando voy ya no hago “turismo” estrictamente hablando, a veces conozco algo nuevo si, pero simplemente me gusta estar alli, para vivir por una semana.

Roma

Roma me parece fundamental. Lo peor que se inventó en la vida del turista es el combinado RomaFlorencia y Venecia. Para ver Roma tienes que ir mínimo 6 días, estarás sin parar y no te dará tiempo a ver el capítulo de “indispensable” que ponen en las guías. En Roma siempre he pasado los mejores momentos de mi vida. Es tan bonita y agradable que vivir allí durante meses puede curar hasta las heridas más profundas.

Sintra

Si a día de hoy tuviese que decir cual fue el viaje que más me ha marcado, el viaje de mi vida sin dudarlo, fue a Isla de Pascua. Sé lo que estáis pensando pero no, está al otro lado del globo y si es paradisiaco, pero no, no es por eso. Volví enamorada de la polinesia que hasta ese momento mi idea era de islas con hotelazos para ricos con poco más que hacer que estar en la playa. Y sin embargo encontré una cultura que me gustó tanto…

Venecia

Bien bien ¿y de España que?. No suelo escribir de España pero creedme que me la he viajado enterita. Me es muy dificil decir cosas en concreto porque sí que se me juntan muchos sentimientos (aunque por otra parte son lugares a los que estas acostumbrado desde niño con lo que lo tienen un pelín más difícil para rivalizar con lo nuevo y exótico de otros sitios del mundo). Lo increíbles que me parecieron las Baleares, lo que me gusta Almería, pero si tengo que destacar algo por encima de todo, por encima de París por encima de Noruega, es Galicia.

Vigo (Galicia)

Por último siempre está ese lugar que te encontraste en los primeros viajes que hiciste. Algo que te parece tan diferente que te marca para el resto de tu vida. A lo mejor es un sitio que visitado en otras condiciones y conociendo más mundo no lo tendrías en tan grandísima estima, pero siempre existe, lo primero que te impactó. En ese puesto está Sintra. No tendría más de 6 años cuando fui con mis padres y me sentí como una auténtica pricesa. Recuerdo mi fascinación en todas las salas durante la visita del palacio da Pena y las vistas desde la muralla, que nos recorrimos entera, del castelo dos mouros…

Perder un avión en Londres

Cuando pierdes un avión porque te equivocaste de aeropuerto te sientes como la persona más inútil del universo. Eso es lo que me pasó hace apenas unos días. De todas formas es algo que le ha ocurrido a un montón de personas. Lo bueno (o más difícil todavía) es que éramos dos.

Pese a que miramos la hora del vuelo al menos 20 veces, jamás miramos el aeropuerto. Instintivamente cogimos un tren desde King’s cross hasta Luton. Una vez allí al mirar a las pantallas Elise dijo “eeeh empiezo a dudar de que en verdad salgamos de este aeropuerto” Así que mientras yo me dedicaba a buscar el billete por los recovecos de mi super maleta ella se precipitó al cajero y empezó a sacar libras como una loca.

Fuimos corriendo a la parada de taxis y al que estaba el primero le dimos la alegría del día al pedirle que nos llevase hasta Gatwick. De Luton a Gatwick en coche hay como 1hora y cuarto de trayecto (si no hay atasco) pero nuestro taxi driver se portó y lo hizo en una hora. “Después de hacer una carrera de una hora en taxi, ya le he perdido el miedo a coger el taxi en Londres

Teníamos que facturar dos maletas, y ¿sabéis aquello de llegar 45 minutos antes de que cierre la puerta de embarque? pues llegamos 40 minutos antes. Total que perdimos el vuelo.

Durante nuestro trayecto en taxi, parecía como si nos fuésemos turnando cuando se nos caía el ánimo. Pero siempre la una animaba a la otra con la misma frase “Tranquila, esto se soluciona con dinero ” La verdad es que fuimos muy efectivas a la hora de resolver el problema, teníamos que ver cual era la forma de que éste fuera el menor posible (ya llevábamos 140£ de taxi)

Fuimos a la primera planta del aeropuerto donde hay unos ordenadores (a no ser que sea en caso de extrema necesidad nunca los uséis) Internet iba lentiiiiiiiiiiisimo. Allí descubrimos que el vuelo más barato era el que salía al día siguiente a las 8:00 de la mañana desde Stansted de Ryanair pero, en serio, era tan lento que no lo pudimos comprar. Bajamos a un estand que tienen, con una chica justo para este tipo de casos, y también nos miró todos los vuelos. Nos dijo que ese era el más barato pero nos recomendó que lo comprásemos nosotras por internet porque si lo hacía ella sería mucho más caro. Por suerte Elise llevaba su portátil, con la poca batería que le quedaba se conectó a la wifi.

Mientras tomábamos un té, conseguimos unos billetes (al módico precio de 270€ cada) pero cuando subí a los ordenadores para imprimir las tarjetas de embarque no pude, las impresoras estaban fuera de servicio. A estas alturas y gracias a internet, habíamos averiguado como llegar desde Gatwick hasta Stansted. Existe un autobús de la National Express, el 727 que pasa por todos los aeropuertos de Londres.

Bajé hasta las dársenas, pero los horarios que ponían solo llegaban hasta las 16:45 y empecé a preocuparme. Por suerte encontré, al lado de los ascensores, las taquillas de la National Express y allí me vendieron billetes para un autobús que llegaba en 3 minutos. De nuevo corrí por toda la terminal para avisar a Elise y salimos pitando.

Habíamos decidido que, por supuesto, dormiríamos en Stansted y llegados a este punto empezamos a reírnos incontroladamente. Las 2h 40min de recorrido entre los dos aeropuertos nos las pasamos contándonos historias memorables de viajes (ya que ésta iba a pasar a la lista)

yo no he dormido nunca en un aeropuerto” reconoció Elise
y esta es la primera vez que pierdo un avión” contesté, pensando que no era tan terrible como alguna vez pensé.
bueno siempre hay una primera vez para todo

Aunque yo ya había dormido antes en el suelo de un aeropuerto, con Stansted lo flipamos bastante. Es el mayor albergue juvenil de Londres, en el suelo por todas partes, había acampado gente. Algunos de ellos estaban magníficamente preparados con periódicos, sacos o incluso tiendas de campaña. Los más rápidos habían cogido los mejores sitios juntando mesas y bancos de las cafeterías. Dormir dormimos unas tres horas, ya que el aeropuerto lo cierran de 12 a 4 y a partir de las 5 ya está plenamente operativo. Por cierto que conseguimos allí sin problemas imprimir las tarjetas.

Con las escasas 10£ que nos quedaban decidimos desayunar para calmar tanta frustración:
¿Que vas a querer?” me preguntó Elise
solo quiero una coca-cola
Unos 5 minutos después  volvió sin nada y me dijo “solo tenían pepsi
La verdad es que ni la miré a la cara, simplemente seguí concentrada haciendo las cuentas de los gastos que había producido nuestra “crisis” y ella se volvió a ir. Otros 5 minutos después volvió con una coca-cola y me reconoció:
por la cara que has puesto he pensado que o te conseguía una coca-cola o íbamos a tener un problema

Como colofón final, que siempre pasa en estas aventuras, cuando ya estas cansado y solo quieres llegar a casa, en Barajas el autobús nos dejó en una sala que no era por donde iban a salir nuestras maletas. Así que tuvimos que hablar con la guardia civil para que nos dejasen entrar a la sala por la que estaban saliendo.