Ginjinha

Cuando ya creías saber mucho de un país va y te sorprende. Portugal me sorprendió hace unos días con la ginjinha o simplemente ginja que es un licor de guindas.

Ginjinha

La bebida es típica lisboeta pero curiosamente lo inventó un cura gallego que maceraba las guindas en aguardiente con azúcar y canela. La receta sigue manteniéndose tradicional.

La tienda que hay en largo de São Domingos en Lisboa fue la primera tienda que abrió, en el 1840, para vender este licor casero. Es un local chiquitito lleno de botellas de ginja con un pequeño mostrador donde te sirven un chupito en vaso de plástico para tomar en la calle. El suelo está extremadamente pegajoso.

Es simplemente un lugar tradicional donde tomar una bebida tradicional donde según la hora del día se forman grandes colas y grupitos de bebedores alrededor de sus pequeñas puertas.

El líquido tiene un color rubí y sabe a cerezas intensamente. Se sirve con las guindas en el fondo del vaso (Eva y yo nos las comimos al final pero están agrias y saben mucho a alcohol). También se nota que es licor porque es muy dulce y no es tan alcohólico como un aguardiente, se pude tomar bien un trago sin que te “queme” el esófago. En muchas tascas vimos como la gente lo tomaba después de la comida estilo digestivo.

Fuera de Lisboa son muy famosas la ginja de Obidos y la de Alcobaça. La base es la misma pero el tiempo de elaboración, la madurez del fruto que se usa varían.

Anuncios