Viajar con niños (0-2 años)

Las entradas siguen sin estar en orden y seguiréis encontrando viajes chuchehechos de solterita loca con estos que señalaré con este simbolito tan mono (los encontraréis bajo la etiqueta de niños)

caminata en gredosViajar con niños es un debate entre Alfo y yo (sip, Alfo que ya ha salido en algún viaje es el padre de la chuche). Un niño cambia muchas cosas y entre ellas la forma de viajar. Alfo es de la opinión de que hasta que tengan 5-6 años, como no se enteran de nada, no merece la pena trastocarles la vida con algo que no les va a llenar sino más bien aburrir, y es mejor ir a la playa y no complicarse. Yo por mi parte, siendo plenamente consciente de que los viajes tienen que ser modificados y tener aliciente para niños, creo que tenemos que compatibilizarlo de alguna manera (me cuesta mucho pensar que durante 5 años tenemos que despedirnos de viajar, la verdad). Al final nos hemos mudado a Finlandia así que hemos tomado la opción de “No nos queda más remedio”.

caminata en la veraAquí pretendemos compartir ideas/consejos que a nosotros nos han funcionado. Para empezar un niño cambia mucho con la edad, por eso iré actualizando la entrada con el tiempo. Y para continuar, todos sabréis que cada niño es un mundo. Aquí voy a explicar como es la chuche para que entendáis qué cosas nos han servido con ella (mi primer consejo, de hecho, sería que observéis a vuestro hijo y penséis qué cosas se adaptarían a él). Otro punto importante que se tiene que tener en cuenta y que cambiará con el tiempo es que los niños se habitúan. Si están habituados a viajar se adaptarán mejor que si es la primera vez.

La chuche ADORA comer, a los 6 meses se lanzó con los brazos abiertos a un mundo lleno de texturas y sabores, así que a la hora de salir de casa come lo que nosotros en cualquier sitio. Peeero le puede la curiosidad, desde que pasó del cuco a la silla ha sido imposible que duerma en el carro (como hijos de otros amigos hacen) Siente que algo se está perdiendo de lo que pasa en el universo y le cuesta un montón dormirse (y también echar la siesta) pero está cansada y no se siente agusto. Así que el tema de dormir es algo en lo que alfo y yo echamos tiempo. Viviendo en Finlandia, en la guardería la tienen dos horas al día correteando por el bosque (llueva, nieve o haga viento, que siempre lo hace, solo no les sacan si hace por debajo de -15ºC) Esto es importante porque está habituada a salir al campo, andar, a la nieve y al frío.

0-1 año

Alcalá de HenaresSinceramente creo que es la mejor época si pretendéis viajar, para así quitaros el miedo y la pereza (sobre todo la pereza que es lo que ocurre con los niños, todo se vuelve un poco más difícil y caotico). Existe un antes y un después en un niño y es ANDAR. Aquí dependen completamente de tí, solo necesitas una buena mochilita porteadora (en casa nosotros la bautizamos con el nombre de marsupio) que los bebes disfrutan mucho. El bebe no necesita tantas cosas, no os volvaís locos: La comida (en nuestro caso sus adoradas tetitas iban conmigo, o agua y leche de formula que junto con los pañales venden en todas partes, no hace falta ir hiper-cargado) y un sitio para dormir, como no se mueven tanto se pueden improvisar (nosotros teníamos entonces cuna de viaje). No hace falta nada más, en serio, juguetes no hace falta porque se entretienen con cualquier cosa, es muy fácil distraerles.

1-2 años

Marques de riscalCon los primeros pasos se abren camino en su independencia y crecen sus necesidades: no quieren estar todo el rato a cuestas, necesitan deambular (a su ritmo y en la dirección que ellos elijan, para que disfruten no se les puede imponer) y necesitan sus ratos largos de parque. También notamos que empieza a querer comer sola, vestirse sola, elegir cosas, y montar numeritos cuando quiere algo (está viviendo una adolescencia de bebé a niño). En casa poco a poco aprenderemos a gestionar las rabietas pero sabemos que en público tenemos la presión social! (mucho ánimo).

A esta edad, como el marsupio ya se le quedaba pequeño porque no podía moverse hicimos un upgrade a una mochila de montaña para llevar bebes que también le encanta. Principalmente la usamos para el campo (que en Finlandia hay mucho) pero tenemos unos amigos que también lo usan para ciudad. En cuanto a la alimentación, gracias al amor de la chuche por todo lo que se pueda comer, la cosa nos ha sido facil, pero para mucha gente es necesario salir siempre de casa con el preparado que sabes que el niño se tomará donde sea.

caminata en gredos

Como líneas generales de lo vivido hasta ahora resaltaría:

  • Destino: obviamente si has tomado la decisión de viajar con niños más allá de la playa es que estás dispuesto a salir de la zona de confort; pero eso no quiere decir que lo más indicado sea recorrer Ecuador en autocar. Con niños tan pequeños el rango de destinos en los que disfrutar del viaje y hacerles disfrutar a ellos no es muy grande y hay que elegir bien.
  • Alojamiento: lo mejor es ir de apartamento/casa rural o similar si es posible. Estás más a tu aire, tienes la sensación de que no molestas a más gente si viene una mala noche y te puedes adecuar mejor a las comidas/horarios del niño (por ejemplo si tu hijo es de purés, llegas haces una olla y luego ya vas tirando de ellos el resto del viaje)

Faunia

  • Tiempo: Antes de expatriarnos nos contaba un compañero de trabajo de Alfo que estuvieron 15 dias en Nueva York con la niña de año y medio, por las mañanas turismo, por las tardes parque -toodas las tardes-. En 15 días si vas sin niños te da tiempo a hacer miles de cosas, con un niño no seas ambicioso porque te frustrarás, tendrás que hacer más parones, dedicar tiempo a otras cosas, no podrás abarcar tanto turismo.
  • Planificación: No puedes llegar a una ciudad sin saber donde dormirás y ¡ey mira esos disfrazados de época vamos a seguirles a ver qué es!. Mira antes cosas, planea poco tiempo de turismo yyyy deja tiempo de parque/atracciones/animalitos/actividades/pintar/jugar.

porvoo

  • Horarios: Sabemos que es dificil pero, planifica todo para respetar sus horarios. A un niño le gusta ver siempre la misma película porque sabe lo que va a pasar, nosotros le estamos ofreciendo un desconectar de la rutina que es un placer adulto que no va a entender ni compartir (los niños de los viajes disfrutan de otras cosas no de la novedad). Nada de “bueno ya desayunamos bien y comeremos tarde” eso solo va a conseguir un ambiente hostil, al menos que el bebe coma y duerma a sus horas.
  • Anticipación: Está muy bien irles contando lo que va a pasar, como son muy pequeños tienes que contárselo justo unos minutos antes de que vaya a pasar en en el aeropuertoplan “ahora vamos a ver un barco ohhh! ¿sabes? un barco va por encima del agua!!! y nos vamos a subir, ¿quieres subirte?” y no decir cosas como “mañana vamos a ver un reno” porque no tienen ese concepto de tiempo aún y les vas a provocar ganas de algo que no va a pasar todavía.

Y por último lo mejor, la mayoría de niños que conocemos son madrugadores por naturaleza. Llegaréis a los lugares más turísticos cuando la gente aún se está desperezando en el hotel, y para cuando empiecen a masificarse estaréis ya placidamente acomodados en un café.

Anuncios